Una noche en el 'mundo rider' de Salamanca: En búsqueda de la estabilidad laboral entre un pedido y otro
Cyl dots mini

Una noche en el 'mundo rider' de Salamanca: En búsqueda de la estabilidad laboral entre un pedido y otro

Un paisaje que comienza a ser habitual, el de trabajadores y trabajadoras en bicicleta por las calles de Salamanca para recoger y llevar pedidos. Cuál es su situación, en qué condiciones trabajan y qué demandan. Pasamos una noche con Alberto González, 'rider Deliveroo'. 

Un día de trabajo cualquiera con los protagonistas de un paisaje urbanístico que cada vez se hacen más habituales: los 'riders'. El consumo a domicilio ha aumentado como consecuencia de la pandemia y de una situación epidemiológica que en varias ocasiones ha obligado a quedarse en casa. Con la hostelería cerrada, los nuevos conductores de comida, en bicicletas, patinetes o a veces en coche, transportan pedidos de un punto a otro de la ciudad bajo unas condiciones laborales, no siempre deseables. 

 

¿Cuáles son sus horarios? ¿En qué condiciones trabajan? ¿Cuántos pedidos llegan a realizar en un día? Tribuna de Salamanca ha querido conocer este mundo en primera persona 'rodando' de la mano de Alberto González, trabajador de Deliveroo. Con su característica mochila, además de un uniforme especial para combatir el frío charro en una noche en la que el toque de queda se decreta a las 22:00, comienza el turno. El fondo es inmejorable, la ciudad de salamanca de noche y en todo su esplendor. 

 

 

Los pedidos que llegan nos mandan de un sitio a otro de la ciudad. Para ello, dos opciones: O estar muy en forma o escoger una bicicleta que 'ande sola' como así la define el 'rider' al que acompañamos, eso sí una vez hayas ahorrado y tras mucho pedalear. "Hay días que a lo mejor realizas diez o doce pedidos y otros en los que solo cinco o seis", afirma. ¿En qué horario? "Desde las 12:00 hasta las 16:00 y desde las 19:00 hasta las 23:30 puedo conectarme, entre semana. Es decir, no me obligan a conectarme a una hora determinada, elijo si conectarme solo una hora o todo el tiempo". 

 

No habíamos quedado todavía con él y ya tenía un pedido, por lo que en seguida nos tuvimos que mover de un sitio para otro. Sin embargo, ahora los pedidos comienzan a llegar más tarde, el cambio del toque de queda, también modifica las horas de trabajo para ellos. Mientras, seguimos con nuestra particular conversación:

 

¿Ha crecido el número de personas que se dedicas a este sector durante la pandemia? "Sí, de hecho yo comencé a trabajar en Deliveroo (también tiene cuenta en Uber), porque la demanda aumentó muchísimo. Cada fin de semana se bloqueaba la aplicación y se necesitaban más trabajadores, porque no daban a basto". ¿Cómo funciona la aplicación? "Nosotros nos damos de alta, tenemos nuestro usuario y contraseña y a partir de ahí cuando trabajamos, nos llegan los pedidos. En el caso de Deliveroo la aplicación intenta igualar los repartos entre los trabajadores que estamos, para que todos a lo largo del mismo periodo de tiempo consigamos lo mismo". 

 

Llega un nuevo pedido y me explica cuáles son las demandas más habituales: "Por lo general, los sitios de comida rápida, pero sí que es cierto que hay restaurantes pequeños que se han dado a conocer gracias a este tipo de aplicaciones". Precisamente, unos establecimientos que lo han pasado verdaderamente mal durante esta pandemia, consiguiendo sus únicos ingresos a través de este tipo de consumo: "Si a ellos les va bien, a nosotros nos va a ir bien. Esto es una cadena". 

 

Una cadena de la que forman parte las distintas empresas encargadas de dar cobijo a los trabajadores. En qué situación se encuentran. Alberto también ha contestado aquí.

 

Llegamos al último pedido y en la aplicación llega un mensaje. Ha recibido una propina. 

Comentarios

Pedrito 22/03/2021 06:59 #1
No nos engañemos regular quiere decir pagar impuestos... que los bolcheviques son así...unos un bici y otros en avión.... es decir todos iguales..

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: