Los vecinos del Zurguén denuncian el "peligro" de la obra abandonada en el barrio desde hace más de diez años
Cyl dots mini

Los vecinos del Zurguén denuncian el "peligro" de la obra abandonada en el barrio desde hace más de diez años

Imagen remitida por la asociación de vecinos del Zurguén del edificio abandonado en la plaza de la Valmuza. (Foto: A. Vecinos Tezo-Zurguén)

Exigen a los dueños o a las administraciones que hagan algo con el edificio, como convertirlo en un centro de participación ciudadana o, si fuese necesario, derribarlo.

La asociación de vecinos Teso-Zurguén alza la voz contra el "pegote" de edificio inacabado y "abandonado" en la plaza de la Valmuza. Según explican desde esta agrupación, el inmueble se proyectó con fines comerciales y "se dejó abandonado a su suerte al comienzo de la crisis inmobiliaria del 2008".

 

Además de una molestia estética, el mayor problema es que "constituye un peligro" para los niños. "En su interior, el edificio sin terminar desde hace más de 10 años, presenta numerosos peligros: hay sótano, rampas de escaleras sin protección mediante los que se accede a las plantas primera y segunda. Las plantas del edificio no tienen paredes, por lo que el peligro de caída es real. Además, con el paso del tiempo se ha ido acumulando todo tipo de suciedad en el interior. Se trata de un peligro real en el propio corazón del barrio, pues la plaza de la Valmuza es la más visitada y céntrica", critican.

 

La asociación "ha pedido que este edificio sea rescatado por el Ayuntamiento y se convierta en un centro de participación ciudadana. Es un deseo que comparte con los vecinos que se encuentran hartos". El distrito tiene 6.000 residentes  pero "no dispone más que de una ludoteca y de dos pequeños espacios de participación ciudadana". Llegado el caso, y si no se pudiera aprovechar, se plantearían pedir el derribo del edificio, que además "carece de cualquier tipo de permiso de legalidad".

 

Los residentes del Zurguen llevan años protestando por la situación del edificio y porque ni sus dueños ni las administraciones toman cartas en el asunto, más allá de medidas provisionales como lavantar una pared de ladrillo para cerrar el acceso. El punto de inflexión llegó el 6 de marzo, cuando apareció derribado parte del citado muro perimetral. La Policía Local señalizó la zona derrumbada con motivo de la Media Maratón, que pasaba por delante del edificio, pero la banda de 'prohibido el paso' desapareció a los pocos días. Un vecino colocó vallas de obra para que los niños no accediesen al interior, pero desde la asociación vecinal insisten en que esto pasó hace dos meses "y quienes tienen que actuar no hacen nada. El acceso de menores al interior es real y todo el mundo comenta que 'hasta que haya una desgracia'"

Comentarios

13/05/2022 18:30 #1
¡Que lo ocupen los desocupados!, y que se vayan haciendo su "cacho" de "bajo-techo" arreglado, si es que no tienen techo bajo el que resguardarse.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: