Julián Luque: "En el fútbol hay mucho interés oculto, que no es verdadero..."

El centrocampista cántabro asegura que ha alcanzado su madurez como futbolista y reconoce que estar en otros ambientes alejados del fútbol es muy positivo, "porque este deporte tiene un lado muy oscuro". Tiene la impresión de que este año se va a hablar más del CD Guijuelo; "vamos a callar muchas bocas".

 

 

LUQUE, EN CORTO

 

UN ENTRENADOR: Marcelino García Toral.

 

UN EQUIPO: El Espanyol.

 

UN JUGADOR: Cristiano Ronaldo.

 

UN SUEÑO EN GUIJUELO: Ascender.

 

UN SUEÑO PORFESIONAL: Ser mejor jugador que el año anterior.

 

EL FÚTBOL: Mi vida.

 

LA FAMILIA: Mi apoyo.

 

LOS AMIGOS: La diversión.

 

SU PAREJA: Mi sustento.

 

¿JUGAR EN SALAMANCA?: "El club que me dio la oportunidad fue el CD Guijuelo y es en el que he estado bien, con sus defectos y sus virtudes. Es el que me dio la oportunidad de vivir en Salamanca. Uno nunca puede cerrarse puertas, pero para mí el primer equipo de Salamanca en el Guijuelo".

 

UN SUEÑO EN LA VIDA: Ser feliz.

 

Pasar de jugar al fútbol en el parque o en el patio del colegio a hacerlo en los mejores estadios del mundo contra Real Madrid o FC Barcelona.

 

Ése fue el cambio que tuvo que atravesar un aún imberbe Julián Luque, cuando a los 18 años, Miguel Ángel Portugal le dio la oportunidad de debutar en Primera División, categoría en la que disputó 23 partidos, aunque su verdadero mentor fue Marcelino García Toral en el Racing de Santander, jugando también un partido en Primera con el Espanyol. Siete partidos en Segunda y 164 en Segunda B avalan, hasta el momento, su ya dilatada carrera en el mundo del fútbol pese a los 26 años que marca su DNI.

 

En ocasiones, dicen, es bueno dar un paso atrás para coger impulso y eso es lo que parece haber hecho Julián Luque (Torrelavega 27-03-1992), quien probó las mieles del éxito muy pronto y, después, vivió el golpe de la caída. "De todo se aprende y creo que estos años en Segunda B me han venido muy bien. Ahora, trabajo para volver a lo más alto".

 

De su etapa en el CD Guijuelo se queda con un momento, grabado en su retina, y no es otro que el partido ante el Cirbonero en Cintruénigo, que le valió al equipo para medirse al Atlético de Madrid en Copa del Rey. "Fue un momento muy bonito". No se pone límites a sí mismo, y tampoco a un Guijuelo, que debe dejar de lado el hecho de pensar solo en la salvación y soñar con hacer algo aún más grande, para pensar en ser siempre caballo ganador...

 

"El fútbol es mi vida", asegura alguien que reconoce que existe un "lado oscuro" en este deporte que hay que intentar evitar, de lo contrario, la caída será aún más dura. Afirma con rotundidad que los estudios le han ayudado a rodearse de gente buena y alejarse de un ambiente en el que solo se respira fútbol. Ahora, a sus 26 años y en plena madurez, demuestra que el hecho de tener la cabeza sobre los hombros le ha permitido tener los pies en la tierra. Y eso, en este deporte, no siempre es fácil de encontrar.

 

Reconoce, sin muchas dudas, que el mejor deseo que puede tener a lo largo de su vida es ser feliz. Algo tan sencillo y tan complicado a la vez... Julián Luque, en profundidad.

 

(Reportaje gráfico: Chema Díez)

 

¿ESTÁ POR VER EL MEJOR LUQUE?: "Éste es mi cuarto año en Guijuelo y es el más ilusionante de todos. Primero por el contexto, porque jugamos dos derbis que van a ser muy bonitos y porque, personalmente con mi edad (26) es mi año de madurez y tengo que dar ese salto para volver a reengancharme al fútbol más profesional. Tengo muchas ganas y mucha ilusión en esta temporada".

 

¿ÚLTIMO AÑO DE LUQUE EN GUIJUELO?: "Estoy aquí muy bien y muy contento, es muy pronto para saber nada. Acaba de empezar esto y hay que centrarse en el CD Guijuelo. Aún no sabemos cuál es el plan del club, qué pasará al acabar el año con el presidente y en lo que hay que pensar es en hacer una buena temporada".

 

"Tenemos que dar la imagen de ser un equipo intenso, que va a ser protagonista y cómo un equipo pequeño puede ser grande en un terreno de juego"

 

LA PLANTILLA: "Tenemos una buena base de jugadores que si no hemos dado el paso, tenemos que hacerlo este año, con el fin de llevar al Guijuelo a lo más alto. Estamos, y yo me incluyo, en el momento en el que nuestra carrera puede tirar hacia arriba o hacia abajo, y creo que todos somos ambiciosos por llegar ahí".

 

DE PRIMERA Y SEGUNDA A... SEGUNDA B: "Tengo 26 años, pero en mi corta y a la vez dilatada carrera, he podido disfrutar de momentos muy bonitos en el mundo del fútbol. He jugado en Primera, Segunda, en las categorías inferiores de la selección... todo lo bueno y lo no tan bueno, lo he vivido. Si me hubiese pillado ahora mismo la época de Primera y Segunda División, hubiese llevado todo de mejor manera. El tiempo pone a cada uno en su sitio y a mí me ha puesto en Segunda B. Si estuve una vez en lo más alto (no fue casualidad) porque pude disfrutar de muchos minutos en esas categorías, ahora es mi momento para demostrar que tengo que volver ahí y ése es el objetivo que me pongo".

 

CON CINTRUÉNIGO EN EL RECUERDO: "Lo que disfrutamos en la Copa del Rey fue muy bonito, la verdad, jugando contra el Atlético de Madrid. Sé que muchos de mis compañeros se quedan con esos partidos, pero yo no, quizá porque ya lo había vivido. Para mí fue mucho más emocionante el partido contra el Cirbonero en Cintruénigo. Fue un momento increíble ante un equipo de Tercera División; sabíamos que éramos superiores, pero nos lo pusieron muy difícil y el pase fue en la prórroga, antes perdiendo 1-0 y ves todo perdido... pero lo conseguimos. Fue uno de mis mejores momentos en el fútbol por el momento y la sorpresa que fue".

 

Luque, en un momento del partido contra el Cirbonero de Copa del Rey (Foto: Teresa Sánchez)

 

RUBÉN, MATEO, JORDI... ÁNGEL: "Sin duda, todos ellos me han aportado mucho, pero me quedo con Ángel, porque es el entrenador actual. Mi relación personal con él es buena porque fue mi compañero de vestuario y éramos muy amigos. Compartimos muchas cosas como los estudios, la filosofía de vida... es el mejor entrenador que podría tener para sacar lo mejor de mí y creo que al equipo le vendrá muy bien. Está llegando su mensaje y tenemos las bases para hacer un buen año".

 

"Tengo la tranquilidad de saber que cuando se acabe el fútbol, puedo tener la oportunidad de trabajar en otro ámbito"

 

UN AMIGO: "El hecho de ir todos los días a entrenar con Raúl hace que tengamos buen 'feeling', y eso que somos dos personas muy diferentes en todos los aspectos. Nos compenetramos bien y somos muy amigos y eso me lo llevaré siempre. Deseamos que al equipo le vaya bien porque así nos irá a nosotros y ojalá podamos encontrarnos en otro momento más arriba".

 

RAÚL RUIZ-LUQUE, ¿ALMAS GEMELAS?: "Nos parecemos mucho porque hemos vivido situaciones similares, quizá. Hemos estado en la cresta de la ola y luego hemos tenido que vivir momentos complicados... cuando eres pequeño si te plantean que vas a jugar en Segunda B, creo que mucha gente lo firmaría y estaría encantado. Pero, cuando vienes de arriba y has vivido cosas como jugar en Primera o Segunda, al principio es muy duro porque vienes de algo más y hay que reconocer que se viven momentos complicados, no se me caen los anillos por reconocerlo. Al final, estos años que me he asentado aquí también me han valido para valorar las pequeñas cosas y saber que la Segunda B es muy complicada y a la que muchos ni siquiera pueden llegar. Y yo he tenido la oportunidad de jugar 35 partidos por temporada durante muchos años. Hay muchas veces en las que uno vive en la 'burbuja' del fútbol profesional, pero cuando no estás en ella empiezas a valorar mucho más las cosas y eso enriquece tu vida. Esos pequeños detalles son muy bonitos y creo que tanto Raúl como yo nos hemos cuenta de todo ello".

 

 

LA 'BURBUJA' DEL FÚTBOL PROFESIONAL: "Al final, el ambiente en el que te mueves te lleva a veces a no ver las cosas como son. Hay mucho dinero, no te asesoras bien o te viene muy joven... yo a los 18 años, pasé de jugar en el patio con mis amigos, como quien dice, a jugar en el Camp Nou y en el Bernabéu. Hay gente que lo lleva mejor y otras veces vienen mal dadas. Yo tuve mala suerte porque en el club en el que estaba (Racing de Santander), tenía un contrato de cinco años firmado en Primera División y en dos años bajamos a Segunda B. Quizá yo, personalmente, no lo llevé bien, pero si no hubiese pasado eso, sí que hubiese podido madurar más como futbolista y persona en el mundo del fútbol. Al final, las cosas vienen muy rápido y no te das cuentas de las cosas porque al igual que se sube rápido, también se puede bajar muy rápido. Me sirve como experiencia y me quedo con lo bonito que está siendo mi camino. Eso nadie me lo va a quitar".

 

UN NIÑO... EN PRIMERA: "Hay un momento en el que no te das cuenta de la magnitud de lo que estás viviendo, porque eres tan inocente que llegar a eso es casi una anécdota y no te paras a pensar más. Luego, notas que te empiezan a mirar por la calle, te para mucha gente, hay mucho interés oculto que no es verdadero... y pasas de estar en la calle con tus amigos tan tranquilo a que cada metro te pare alguien. Luego bajas... y nadie se acuerda de ti. Por suerte yo tengo una familia y una gente que me ha puesto los pies en la tierra y he sabido llevar todo bien; me he dado cuenta de lo que merece la pena porque he pasado del todo al nada y de la nada al todo".

 

"Notas que te empiezan a mirar por la calle, te para mucha gente, hay mucho interés oculto que no es verdadero... y pasas de estar en la calle con tus amigos a que cada metro te pare alguien. Luego bajas, y nadie se acuerda de ti"

 

SU ILUSIÓN, EL FÚTBOL: "Desde los 3 años ya me apuntaron en Cantabria a un equipo y uno ya sabe que lo que le gusta era bajar a la calle con los amigos, algo que ahora ya no se lleva por el tema tecnológico, pero quería pasarme en verano desde las 9 de la mañana a las 9 de la noche jugando al fútbol, en el colegio igual... es mi pasión, pero nunca pensaba que fuese a llegar a nada. Me acuerdo de que estaba en Torrelavega, que entonces estaba en Segunda B peleando por subir a Segunda y me ilusionaba solo conocer a un jugador. Ese jugador al que antes idolatrabas tienes la suerte de ser tú y por eso creo que hay que ser un ejemplo para los niños pequeños. Al margen de intentar ser lo mejor posible futbolísticamente, lo más importante es la persona y el poso que quede".

 

ESTUDIOS Y FORMACIÓN: "Creo que te ayuda, pero no es imprescindible. Yo me he formado como entrenador y estoy estudiando en la Universidad, me gusta la economía y por eso estoy estudiando ADE. Me ayuda mucho a sobrellevar las cosas y cuando no iban tan bien, el hecho de ir por la mañana a entrenar y por la tarde poder desahogarme con los estudios (aunque la gente pueda pensar lo contrario), me servía para estar con amigos, dejar de un lado el ambiente del fútbol y relacionarme con otras personas. También me di cuenta de lo que era la vida, de disfrutar de una compañía verdadera, de estar con los amigos, poder tomarme una cerveza tranquilamente... y para buscarme un futuro después del fútbol, porque se acaba pronto. Tengo la tranquilidad de saber que cuando se acabe el fútbol, puedo tener la oportunidad de trabajar en otro ámbito".

 

 

 

COMPETENCIA EN SALAMANCA: "En el fondo nos gusta el hecho de que haya dos equipos más en Salamanca en Segunda B. Creo que ahora nos hemos convertido en el 'hermano feo' de Salamanca y aparecemos ahí a lo lejos. Eso nos puede venir bien porque desde la humildad podemos hacer grandes cosas, estando tapados y no acaparando los focos. Tengo la impresión de que este año se va a hablar mucho más del Guijuelo a pesar de tener dos equipos más en la ciudad. Vamos a callar muchas bocas".

 

"Los estudios me servían para estar con amigos, dejar de un lado el ambiente del fútbol y relacionarme con otras personas. También me di cuenta de lo que era la vida, de disfrutar de una compañía verdadera..."

 

¿VENDE EL CLUB ESA IMAGEN?: "Creo que no es así, pero entiendo que la masa social que mueve el Guijuelo no es la que tienen los dos equipos de la ciudad, eso está claro. Hay que ser honesto y sabemos que no es lo mismo el Guijuelo que un Salmantino o Unionistas... pero es respetable y entendible. Nos vendrá bien porque seguro que la gente va a hablar de nosotros y la imagen que vamos a dar en El Helmántico y en Las Pistas va a ser muy buen (también en el resto de campos), y la gente va a disfrutar con el Guijuelo".

 

COMPETENCIA ENTRE LOS TRES: "Para el jugador no importa quién quede por delante. Nosotros queremos quedar lo más arriba posible siempre, independientemente de cómo queden los demás. Nuestro objetivo tiene que ser quedar primeros, si no se puede segundos, terceros o cuartos... ojalá a Salmantino y a Unionistas CF les vaya de maravilla porque no deseamos el mal ajeno a nadie. Ojalá mantengan la categoría, asciendan o lo hagan lo mejor posible. Pero nosotros también; tenemos que dar la imagen de ser un equipo intenso, que va a ser protagonista y cómo un equipo pequeño puede ser grande en un terreno de juego".

 

 

'MOJARSE' CON EL OBJETIVO: "Podría decirte lo del partido a partido, intentar lograr la permanencia... pero creo que el objetivo del CD Guijuelo tiene que ser estar arriba y ser ambicioso. Llevamos 13 años seguidos en Segunda B (14 en total) y al que le preguntes te dirá que estar otra temporada más en Segunda B es el objetivo, pero hay que crecer. Desde que estoy aquí, creo que el hecho de pensar solo en la salvación nos ha perjudicado, porque hubo momentos en los que nos faltó ambición para pasar del décimo puesto al cuarto, por ejemplo. Nos hemos calmado cuando las cosas están tranquilas porque cuando hemos necesitado ganar, lo hemos hecho. Tenemos que dar el 120% para ganar partidos, si no, no vamos a lograr los tres puntos. Demostramos que cuando lo hacemos, ganamos partidos y eso nos lo ha inculcado Ángel Sánchez. Queremos que se hable mucho y bien del CD Guijuelo".

 

EL EJEMPLO DE LA RACHA CON FABREGAT: "Al final, el equipo cuando se ve necesitado, es cuando ha dado todo y lo mejor de sí. Nos pasó ese año con Jordi Fabregat. Logramos 22 puntos de 24 posibles y en cuanto nos salvamos, pese a tener la Copa del Rey con opciones, no volvimos a ganar los tres partidos restantes. Eso no puede pasar, porque si realmente nos damos cuenta de que esto es bueno para nosotros quedar lo más arriba posible, ganaremos mucho. Tenemos nivel para luchar por cosas bonitas".

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: