Merchante: "El deporte base saldrá perdiendo, si puedes ir a una discoteca, ¿por qué los niños no pueden jugar al baloncesto?

El técnico salmantino que vuelve a dirigir de la mano de David Soria a la misma generación con un año más, analiza el futuro del baloncesto considerado como no profesional, por ejemplo, la liga LEB Plata: "Es difícil la normalidad con esta enfermedad, pero hay que intentar encontrarla". 

 

Fernando Merchante (Foto: CB Tormes)

Salmantino tranquilo, pero locamente enamorado de un deporte que ha visto como a excepción de la Liga Endesa masculina, se veía eclipsado por un virus, que lejos de ser conocido sigue en nuestras vidas. ¿Cómo será el futuro del baloncesto? Fernando Merchante analiza una situación en la que el deporte base y de calle, es sin duda, el gran perjudicado. 

 

Junto con algunos entrenadores salmantinos Ferchi, como es comúnmente conocido, volvió a entrenar a los más pequeños en una situación nada normal dentro del Campus Gigantes de Valladolid. Además, ya en su equipo, el Ponferrada, donde ejerce como segundo entrenador junto a David Barrio, comenzaron los entrenamientos específicos, ¿cómo es entrenar en tiempos de coronavirus? 

 

"Las primeras semanas solo hicimos situaciones de uno por cero y sin ningún tipo de contacto. Por canasta tan solo podía haber dos jugadores y a la hora de dirigirnos a ellos teníamos que guardar mucha más distancia, siempre por supuesto nosotros utilizando la mascarilla. La verdad es que se hace muy difícil entrenar en esas circunstancias. Según ha ido evolucionando la situación y con ello la normativa, hemos ido aumentando el contacto y prácticamente ahora mismo tenemos entrenamientos normales, dentro por supuesto de unas rutinas que están muy presentes, mascarilla, nos tomamos la temperatura, gel hidroalcohólico continuamente, no hay vestuarios...", explica. 

 

Fernando Merchante, durante la fase de ascenso a Liga EBA (Foto: CB Tormes)

 

¿Os han realizado algún tipo de test? "No, aquí no. La Federación no considera la liga LEB Plata como una categoría profesional, por lo que no. De hecho también ocurre con otras ligas que dependen de la misma, como el deporte femenino, no son consideradas profesionales y por lo tanto no son obligatorios test. De hecho no hemos podido entrenar hasta hace muy poco porque no se nos consideraba como deporte profesional. Los protocolos son distintos y además el control disminuye. Nosotros hemos sido como el deporte de la calle, hemos ido al mismo ritmo", sostiene el entrenador salmantino. 

 

Precisamente en esas ligas en las que hay mayor control y se hace un mayor número de test hay casos positivos, ¿cómo se afronta el futuro en ligas como LEB Plata? "Está claro que van a existir casos, porque mientras que no haya vacuna, seguirá habiendo casos positivos, la cuestión está en saber controlarlo y posteriormente minimizar los riesgos. Es decir, si hay un caso positivo en un equipo, que se han llevado a cabo las medidas oportunas y que solo sea esa persona la que esté enferma, como cuando enfermas de otro virus o tienes una lesión. En este caso tenemos que ser más cuidados de la cuenta por el bien propio y el del resto. Es verdad que no será fácil, pero al final es sencillo porque somos profesionales aunque sobre el papel no se refleje, el problema vendrá en el deporte escolar", advierte Merchante. 

 

¿Consideras que habrá deporte escolar el próximo curso? "Al final la cantidad de actividades que tenía un niño en su día a día era enorme y va a ser prácticamente imposible de controlar todo. Realmente no sabría encontrar una posibilidad. El deporte de base sale perdiendo, al final el deporte que genera dinero saldrá adelante seguro, pero no nos damos cuenta de que los que salen perdiendo son los niños que no podrán hacer deporte durante la semana y a ver dónde están entonces. Creo que será un gran problema, niños que dejen de jugar al baloncesto u otros deportes. Es difícil la normalidad con esta enfermedad, pero hay que intentar encontrarla. Si puedes ir a un bar o a una discoteca, ¿por qué no pueden hacer los niños deporte? Creo que tenemos que encontrar el equilibrio", subraya. 

 

A nivel particular y tras tu paso por el club del CB Tormes, ¿cómo te encuentras ahora mismo en Ponferrada? "Sinceramente, muy contento y agradecido por toda la confianza que he sentido desde el primer momento. No es fácil llegar a un lugar de nuevo y empezar mal. Tuvieron paciencia y al final el trabajo tuvo sus frutos y los resultados llegaron. Al final del año creo que hubo poca duda porque ambas partes estábamos muy a gusto y de hecho en el peor momento, durante la pandemia, nos han respetado y cuidado hasta el último día. No había duda tenía que seguir aquí". 

 

Además, ha sido de nuevo convocado para dirigir como segundo entrenador a la Selección Española sub 15: "Por ello, doblemente contento. El verano pasado lo disfruté un montón, el poder estar con los mejores jugadores de tu país, poderlos entrenar aunque sea tan solo unos días, además de aprender de ellos, porque es lo que tenemos que hacer, es una suerte. Además, en este contexto en el que es muy difícil poder tener un trabajo como el mío, me siento un privilegiado. Ayudaré en todo lo que pueda de nuevo a David Soria". 

 

"Los médicos son figuras indispensables ahora mismo, pero no todos los clubes tienen la suerte de poder contar con uno"

 

Dentro de ese contexto, ¿cómo se plantean este tipo de concentraciones? "Pues tenemos un protocolo que no sé ni cuántos folios tiene, es por lo que digo que cuando un equipo de cantera se proponga hacer algo similiar, es muy difícil. Nosotros tendremos un test PCR al entrar y otro al salir, mascarilla y no podemos tener contacto ni con gente de fuera ni salir de la instalación acomodada para ello. Para nosotros es relativamente sencillo, porque nos lo dan todo hecho y solo tenemos que seguir las normas. Asimismo, también contamos con un médico, lo cual es una figura indispensable ahora mismo, sobre todo para saber cómo actuar y qué hacer, pero no todos los clubes tienen la suerte de tener un médico". 

 

De cara a la próxima campaña, si todo va bien, Salamanca volverá a contar con un equipo en LEB Plata y te veremos como visitante: "La verdad es que es para estar contento, un viaje más que puedo hacer a mi ciudad. Creo que nuestra ciudad tiene que tener LEB Plata, es algo positivo y si algún día es LEB Oro pues mucho mejor. Lo que cuenta es que el baloncesto siga creciendo", finaliza. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: