Jacobo Montes y un equipo confinado: "Es una situación muy injusta, nos sentimos desamparados a nivel competitivo"
Cyl dots mini

Jacobo Montes y un equipo confinado: "Es una situación muy injusta, nos sentimos desamparados a nivel competitivo"

El míster del CD Guijuelo analiza una situación en la que se muestra agradecido por la salud de todo el club. Echa la mirada al pasado, pero también confía en el futuro: "Faltan dos piezas por llegar, debería llegar un central y un delantero". ¿Qué opina sobre la falta de competición de los suyos?

"Al mal tiempo buena cara", estas fueron las primeras palabras de Jacobo en la entrevista que se expone a continuación y no hay mejor manera de enfrentarse a la misma. Tratando de encontrar lo positivo dentro de un caos de partidos que semana tras semana se han ido suspendiendo por diferentes motivos, tanto por coronavirus como por las circunstancias meteorológicas del temporal 'Filomena', el líder del conjunto chacinero explica la manera con la que han decidido afrontar dicha situación y el trabajo que ahora desde casa deben realizar tanto cuerpo técnico como jugadores. Una situación que aunque nadie la quiera, podía haber tocado a cualquiera.  

 

"Estamos llevando a cabo una planificación individual", comienza a explica Jacobo Montes, "ya que cada jugador se encuentra en su casa. Es una situación muy complicada, hacemos videollamadas y bajo la supervisión del preparador físico intentamos que el jugador pierda la menor condición física posible. Es complicado porque es muy difícil de gestionar, pero hay que hacerlo porque es lo que toca y si no cuando nos toque competir vamos a estar en un déficit muy grande".

 

Los datos aportados por la Junta de Castilla y León hacían presagiar lo peor, la tercera ola está sacudiendo a la comunidad y en especial a Salamanca, donde la incidencia acumulada no ha dejado de subir en las últimas semanas. Pese a que es una situación imposible de ignorar, que un equipo al completo se encuentre confinado pasa en el menor de los casos, siendo así, ¿entraba dentro de la planificación del Guijuelo que algo así pudiera ocurrir? "Sí, personalmente lo dije por activa y por pasiva antes de comenzar a entrar el pasado 20 de agosto, que era una situación muy atípica el hecho de disputar una competición con lo que te estás jugando, que intenten hacer remodelaciones en un año tan complicado cuando veníamos de estar siete u ocho meses confinados. Esta situación le podía haber pasado a cualquier equipo, pero nos ha pasado a nosotros. Va a ser un déficit competitivo muy grande con respecto al resto, desgraciadamente no puedes entrenar a nivel colectivo ni puedes competir, por lo que creo que hay un agravio en este sentido. Aún así, hay que aceptarlo, es lo que ha dicho la Federación, pero consideramos que es injusto". 

 

Al vivirlo en primera persona, momento en el que se pueden analizar de mejor manera las consecuencias, ¿os sentís respaldados por la Federación Española de Fútbol? "Estamos amparados a nivel de salud que es lo más importante. Ha sido una decisión adecuada por parte de la Consejería de Sanidad y la Federación Española de Fútbol que nos confinasen debido al brote en el equipo. A nivel de salud es lo que tocaba hacer, pero a nivel competitivo nos sentimos desamparados. Si a nuestra situación clasificatoria le sumas que llevamos un mes y medio sin competir y que todavía no sabemos cuando podremos entrenar a nivel colectivo, se agrava todavía más y es muy complicado gestionarla. Dentro de lo que tenemos y podemos tratamos de hacer lo mejor posible las cosas". 

 

Hablamos de entrenamientos físicos, pero mentalmente, ¿cómo se encuentra el equipo? "Si a lo físico se le suma lo psicológico...imagínate. No poder hacer vida normal y tener que estar encerrado en casa cuando sabemos que los deportistas si algo necesitan es actividad física...es complicado. Además, hay que sumar que nuestra clasificación no es buena, estamos en una situación complicada y delicada, es difícil, porque se junta todo. Pero bueno, como he repetido, sabíamos que podía ocurrir y como profesionales lo que nos corresponde es estar lo más preparados posible para cuando podamos volver a entrenar y competir. Debemos intentar que todos los déficits; tanto físicos, como psicológicos, como tácticos, se manifiesten lo menos posible", advierte Montes. 

 

Foto: Arai Santana

 

Personalmente, ¿cómo es la rutina de trabajo de un entrenador en cuarentena? "Viendo mucho fútbol. Ya tenemos preparado el informe del Pontevedra, el del Celta B y el Zamora, intentas que el jugador tenga la mayor información posible y pensar en el siguiente encuentro que puede ser el Salamanca. Ya estamos viendo cosas del equipo y, sobre todo, trato de no parar, porque si no, no te dan pasadas las horas y necesitas tener información del que te vas a enfrentar, aún sin saber si te vas a poder enfrentar a él. Cada uno de nosotros, de los integrantes del cuerpo técnico, debe estar preparado". 

 

Un Salamanca CF, que por cierto ha decidido adelantar su habitual horario de partido, para establecer el sábado a las 16:00 h la fecha en la que enfrentarse al CD Guijuelo. Sin duda una 'magnífica' idea dada la situación del conjunto a las órdenes de Jacobo Montes "Si se juega este partido, nosotros iríamos con un déficit muy grande, es algo que la Federación no valoró en su justa medida en el momento de elaborar este tipo de competición. Eso sí, lo más importante es que la salud de todos nosotros está bien y, a partir de ahí, iremos día a día", apunta Jacobo. 

 

Y hablando de un pasado, no tan lejano, que influye de manera directa en el futuro, ojalá más inmediato posible, ¿cómo veía Jacobo a su equipo tras la vuelta de navidades? "Es cierto que nuestra primera parte, antes de las navidades, empezamos un tanto irregular, pero si bien es cierto los últimos tres o cuatro partidos del 2020 el equipo estaba mostrando una mejora importante en el juego, pese a no conseguir resultados. Tuvimos además, tres bajas importantes, por las que no pudimos disfrutar de esos jugadores que estaban lesionados y ello sumado a una plantilla corta, nos vimos muy limitados en cuanto a efectivos. Ahora hemos fichado a tres jugadores y hemos cambiado la portería, Jose transmite mucha seguridad, Andy nos aportará un plus en el medio campo e Isma nos va a aportar ese déficit de gol que teníamos", analiza. 

 

Y continúa: "Faltan dos piezas por llegar, debería llegar un central y un delantero, y trataremos de incoporarlas en estos siete u ocho días que quedan para el cierre de mercado. Así esperamos que a la hora de volver a competir tengamos más recursos y el equipo tenga las mayores garantías posibles para consgeuir resultados positivos, porque en la situación en la que estamos el equipo debe ganar desde el primer día"finaliza. 

 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: