Zasnet, "en el buen camino"

Integrantes de la delegación de la Unesco en la Diputación de Salamanca (Foto:F.Rivas)

La delegación de la Unesco visita la zona. Ahora, el martes, la Unesco decidirá si esta zona transfronteriza de Salamanca pasa a ser Reserva de la Biosfera.

El representante de la División de Ecología y Ciencias de la Tierra e integrante de la delegación de la Unesco que ha visitado durante los últimos días la zona transfronteriza de Salamanca y Zamora con la USAL, Miguel Clusener-Godt, ha reconocido que está “en buen camino” la posible declaración para que esta zona del oeste peninsular sea declarada Reserva de la Biosfera.

 

En su visita a la sede de la Diputación de Salamanca, Clusener-Godt ha señalado que esta declaración puede ser “un reto” para la región, una zona que “necesita mucho trabajo pero que tiene un potencial tremendo”.

 

El integrante de esta delegación ha destacado que es “una aventura que puede ser muy bonita” en un territorio natural que ha hecho “esfuerzos muy buenos” por conservar sus espacios naturales e integrar en ellos sus culturas.

 

Ahora, el próximo martes, 9 de junio, los representantes de los 34 países integrantes decidirán en París sí esta zona se suma a las 631 reservas que hay a nivel mundial en 119 países.

 

Durante este visita, el presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, ha dicho que esta designación ayudaría a la zona como “palanca de desarrollo” y como fuente de “oportunidades reales de futuro”.

 

“Supondría un espaldarazo muy importante económico, medioambiental y de autoestima” para este lugar que se convertiría en la decimoquinta reserva de la biosfera a nivel mundial que engloba a dos países, ha recordado Iglesias.