¡Zaplana, no hay cal para tanto blanqueo!