Wii, perros, roboterapia... El CRE de Alzheimer cumple 10 años con terapias de vanguardia

Foto: Antonio Molina

Desde que el Centro de Referencia Estatal con sede en Salamanca abriera sus puertas, 800 personas con demencia han sido usuarios y se ha atendido a más de 14.000 familiares y cuidadores.

El Centro de Referencia Estatal de atención a personas con enfermedad de Alzheimer y otras demencias abrió sus puertas en Salamanca en el año 2008. Depende orgánica y funcionalmente del Imserso, Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y busca la especialización en la atención a personas con demencia, centrándose en la innovación, investigación en terapias no farmacológicas, formación y transferencia del conocimiento que permitan una mejora de la calidad de vida y el bienestar de las personas afectadas y sus familias.

 

alzheimerEn estos diez años, 800 personas con demencia han sido usuarios de los Servicios de Intervención Directa del CRE de Alzheimer. Además, el Centro ha atendido a más de 14.000 familiares y cuidadores.

 

Uno de los objetivos principales del CRE de Alzheimer es promover e impulsar líneas de investigación específicas sobre el alzhéimer y otras demencias así como fomentar y apoyar estudios e investigaciones en Terapias No Farmacológicas con el fin de aportar evidencia sobre su eficacia y eficiencia, así como para la transferencia a la sociedad de los resultados. El Centro lleva a cabo proyectos de investigación de interés general en dos ámbitos principales: en el propio Centro por los profesionales adscritos al mismo y en colaboración con otras entidades públicas o privadas o grupos de trabajo especializados en esta materia.

 

Desde su apertura, el Centro ha desarrollado y colaborado en 65 proyectos de investigación e innovación: propios del Centro, colaboraciones con universidades y centros de investigación, internacionales, I+D+i...

 

alzheimer

 

TERAPIAS NO FARMACOLÓGICAS

La creatividad, una poderosa herramienta terapéutica

 

Uno de sus objetivos principales es promover e impulsar líneas de investigación específicas sobre el alzheimer y otras demencias así como fomentar y apoyar estudios e investigaciones en Terapias No Farmacológicas con el fin de aportar evidencia sobre su eficacia y eficiencia, así como para la transferencia a la sociedad de los resultados.

 

El CRE de Alzheimer cuenta con un programa de terapias no farmacológicas. Las terapias e intervenciones se van manteniendo en el tiempo, y se van incorporando intervenciones novedosas.

 

Son numerosas las ventajas que presentan las terapias no farmacológicas entre las que destaca la ausencia de efectos secundarios y la flexibilidad de adaptación a la persona atendida.

 

Una de las líneas de intervención en el CRE de Alzheimer se refiere al uso de actividades artísticas y creativas como terapias no farmacológicas para personas con demencia. Las terapias Creativas, como la Musicoterapia, Arteterapia, Dramaterapia-Teatroterapia y Danza Movimiento Terapia emplean la creatividad como una poderosa herramienta terapéutica.

 

alzheimer

 

Actualmente existen espacios de diálogo y encuentro entre estas diferentes terapias. En el centro se han creado programas de intervención de Danza Creativa Terapéutica y Musicoterapia, en los que se pretende establecer un puente de expresión y comunicación a través de la combinación de ambas disciplinas. Asimismo, actualmente se lleva a cabo un programa de Arteterapia.

 

Otra línea de intervención es el uso de las TICs. En el CRE de Alzheimer entienden la tecnología como una herramienta para dar soporte a las personas afectadas desde un uso lúdico y terapéutico hasta un uso domótico asistencial para una vida independiente. Sus usos son múltiples y las opciones y oportunidades que ofrecen también. Las TICs en demencias están dirigiéndose sobre aspectos terapéuticos como la estimulación cognitiva o la reminiscencia.

 

En el caso del CRE de Alzheimer, la experiencia con nuevas tecnologías pasa por la utilización de la videoconsola Nintendo Wii – Wiiterapia, o por poner en práctica programas específicos de estimulación cognitiva computarizada como el programa Gradior desarrollado por la Fundación Intras o el sistema NeuronUp.

 

En esta misma línea de trabajo, otra de las terapias es la Roboterapia. El uso de robots terapéuticos con forma animal poco común se ha demostrado en numerosos estudios que tiene beneficios en las áreas social y afectiva, pudiendo repercutir en la funcionalidad global y calidad de vida de la persona con demencia. A este respecto desde el Centro se han realizado varios estudios con la foca robótica PARO.

 

Intervención asistida con perros (IAP)

 

Desde el año 2012 el CRE de Alzheimer apostó por la investigación sobre la Intervención Asistida con Perros. Hasta el momento se han realizado tres investigaciones y una guía de implantación sobre la intervención asistida con perros (IAP). Lo que hace única la IAP, es el beneficio que se consigue a nivel afectivo y emocional, y el uso de los perros como un instrumento motivador en conjunto, complementando a otras TNF como ejercicio físico, estimulación cognitiva, etc.

 

Además de las terapias citadas anteriormente, el Centro de Referencia también cuenta con otras de igual importancia como: reeducación psicomotriz, terapias de reminiscencia, entrenamiento en actividades de la vida diaria básicas o instrumentales, terapias de orientación a la realidad, estimulación sensorial snoezelen, PACID (programa de activación cognitiva integral), risoterapia, etc... Así como aquellas dirigidas a las familias/ cuidadores como: psicoeducativos, empoderamiento, entre otros.