Vuelven los juicios: los juzgados reactivan los procesos y esperan una avalancha de asuntos

El Gobierno prevé reanudar los plazos procesales el próximo 4 de junio. Fueron suspendidos con la declaración del estado de alarma, el pasado 14 de marzo.

El Gobierno prevé reanudar el próximo 4 de junio los plazos procesales y administrativos que se vieron suspendidos con la declaración el pasado 14 de marzo de la declaración del estado de alarma por la pandemia del coronavirus. Eso supone que se reanudan los procesos judiciales.

 

Así lo ha anunciado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que ha explicado que si mañana el Congreso de los Diputados da el visto bueno a la quinta prórroga del estado de alarma, se derogará la disposición adicional segunda del real decreto-ley aprobado el 14 de marzo, que suspendió los plazos previstos en las leyes procesales para todos los órdenes jurisdiccionales.

 

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes pedir a la Cámara Baja una prórroga del estado de alarma hasta el próximo 7 de junio, que presenta algunas "novedades" como que "vuelvan a contar" también los plazos de prescripción y la caducidad de derechos de acciones y los plazos administrativos, ha apuntado el ministro.

 

Con la declaración del estado de alarma hace dos meses, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) acordó la suspensión de las actuaciones judiciales y de los plazos procesales en todo el territorio nacional. Tan solo se han mantenido la prestación de los servicios que fueron declarados esenciales, como actuaciones con detenidos, así como los urgentes, como se pueden dar en materia de vigilancia penitenciara o para la adopción de medidas cautelares en materia de violencia sobre la mujer.

 

Así, ante el parón obligado en la Justicia, el Ministerio que dirige Juan Carlos Campo ha preparado su propio 'Esquema de Seguridad Laboral y el Plan de Desescalada en la Administración de Justicia ante el Covid-19', que prevé la "reincorporación programada" del personal de Justicia.

 

La reactivación de los plazos procesales implica que los jueces y magistrados vuelvan a señalar los juicios y vistas que tenían programadas, que se sumarán a la avalancha de asuntos que se prevé que se presenten como consecuencia de la crisis sanitaria, en especial en las jurisdicciones de lo social y contencioso-administrativo y en juzgados de lo mercantil.

 

Para evitar el colapso de juzgados y tribunales, el Gobierno aprobó el pasado 28 de abril el real decreto-ley de medidas proceales y organizativas para hacer frente al Covid-19 en el ámbito de la Administración de Justicia. Entre sus medidas estrellas, se encuentra la habilitación del 11 al 31 de agosto para todas las actuaciones judiciales; el establecimiento de turnos de trabajo mañana y tarde, lo que permite la celebración de juicios en horario vespertino.

 

Ambas medidas han sido muy criticadas por varios colectivos profesionales de la Justicia, en especial por abogados, procuradores y graduados sociales, que se quejaron de que vulnera su derecho al descanso, ya que se reduce el único mes del año que habitualmente es inhábil y, por lo tanto, cuando pueden disfrutar de sus vacaciones. Asimismo, rechazan la posibilidad de celebrar juicios por las mañanas y por las tardes porque les limitaba el tiempo para la preparación de los asuntos judiciales de sus clientes.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: