Actualizado 06:32 CET Versión escritorio
Salamanca

"Voy a tocar todas las puertas para que vengan empresas a Salamanca: recorreré España entera, Europa y el mundo para conseguirlo"

ENTREVISTAS CON LOS CANDIDATOS

El candidato del PSOE, José Luis Mateos, es el gran aspirante a la alcaldía tras lo ocurrido en las últimas generales.

Publicado el 24.05.2019

Suena obvio, pero para Mateos la clave este domingo es, precisamente, ganar las elecciones. Ser la fuerza más votada, dice, abriría de par en par la puerta al cambio. Cambio en el que cuenta con todos para el día a día, pero no para la investidura, en la que descarta apoyarse en dos fuerzas políticas. Pero para mejorar la ciudad, anuncia que hablará con todos.

 

Según los resultados de las últimas generales, ¿es usted el favorito en las municipales?

Estamos convencidos que la oportunidad que se ha abierto en este período electoral es histórica, el cambio es posibles y va a ser una realidad a partir del 26 de mayo si los ciudadanos así lo quieren. Tenemos el optimismo de que puede ser así, confiamos en que la ciudadanía nos otorgue a través de su voto la responsabilidad de dirigir los destinos de la ciudad de Salamanca durante cuatro años.

 

¿Va haciendo falta ya un cambio en Salamanca?

Es absolutamente necesario el cambio en la ciudad de Salamanca. Es necesario el cambio de política para revertir todas aquellas consecuencias negativas de las políticas del PP en los últimos casi 25 años. La falta de empleo y de oportunidades, la despoblación, las desigualdades, los desequilibrios entre los barrios y el centro... todos esos son algunos de los problemas que ha ido generado el PP, y el cambio es lo que garantiza que esos problemas se resuelvan, y ese cambio solo viene de la mano del PSOE.

 

Hay determinados datos de Salamanca que no son halagüeños, aunque algunos sectores o adversarios políticos suyos lo nieguen. Y es producto de muchos años. ¿No le da un poco de vértigo tener que coger ahora ese toro?

Al contrario, a mí me gustan los retos. El reto para mí es conseguir una Salamanca mejor dentro de cuatro años. Es el reto que me planteo como próximo alcalde, junto con el mejor equipo posible que es el que me acompaña en la candidatura del PSOE porque tengo a mi lado a profesionales capaces, comprometidos con la política y que vienen a servir, a trasladar su experiencia profesional al servicio público de la politica municipal. Creo que tengo las personas adecuadas, el equipo adecuado, el diagnóstico y la solución a esos problemas. Para mi la alcaldía y la solución a los problemas de Salamanca son un reto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

No le voy a discutir al PP que tiene más experiencia en corrupción, en financiación ilegal, en expulsar a población, en contratos ilegales, en enchufar a familiares y amigos".

 

Hay gente, especialmente en el equipo de Gobierno, que utilizan como argumento la experiencia de gestión. ¿Tanta diferencia hay entre haber estado en labores de gobierno y poder llegar ahora?

Yo no le voy a discutir al PP que tiene más experiencia en corrupción, en financiación ilegal de partidos, en expulsar a población de Salamanca, en hacer contratos ilegales, en enchufar a familiares y amigos. Eso no se lo voy a discutir: en eso tiene mucha más experiencia que yo porque yo en eso no tengo ninguna experiencia. Ahora bien, qué es lo que necesitamos: alguien que conozca la realidad municipal. Yo la conozco, he estado ocho años en este ayuntamiento como concejal, y que tiene desde la honestidad y la honradez ganas de trabajar por Salamanca. Y sobre todo, por encima de los intereses de mi partido.

 

¿Cuando vio claro que era el momento de ir a por ello?

Cuando recibí el apoyo de mis compañeros y compañeras de partido, y de sectores de la sociedad salmantina en que yo podía ser la persona que capitalizara esas ganas, esa ilusión, esa esperanza de cambio, de mirar hacia el futuro de Salamanca. Lo que ofrezco es un futuro mejor para Salamanca. Para mí, ya lo he dicho, es un reto asumir la alcaldía, pero es una responsabilidad y un reto posible.

 

Estamos dispuestos a entendernos con todas las fuerzas políticas en el día a día, no como pacto de gobierno ni de investidura

 

Un futuro mejor lo ofrecen todos ustedes, ¿dígame por qué creerle a usted en vez de a otros grupos?

Nosotros tenemos más credibilidad que los que llevan 25 años porque quien no ha hecho antes lo que ahora promete, no lo va a hacer ahora. Probablemente son quienes tienen menos credibilidad. Y a los nuevos les falta experiencia y madurez política como opción para gobernar la ciudad y dirigir el destino de los salmantinos. Nosotros buscamos una Salamanca mejor desde la cercanía, el consenso y desde el acuerdo por los grandes temas de ciudad. Estamos dispuestos a entendernos con todas las fuerzas políticas en el día a día, no como pacto de gobierno ni de investidura, para fomentar un gran pacto por Salamanca en el que busquemos los puntos de acuerdo para relanzar la ciudad en diversos aspectos clave como la atracción de industria o empresas, volver al esplendor cultural del 2002, recuperar la esencia de una ciudad integradora y sostenible, un modelo de futuro. El PP representa modelos de política del pasado, y yo vengo a representar el futuro.

 

Soy una persona dinámica que ha sabido llegar a acuerdos: somos la opción política que en estos cuatro años, y con diferentes formaciones, hemos logrado alcanzar el mayor número de consensos en torno a nuestras propuestas. Eso quiere decir que sabemos hacer política, que sabemos acordar, que sabemos pactar, que tenemos un modelo de ciudad que convence a la mayoría social de Salamanca. Solo a través de esa forma de hacer política es como se van a solucionar los problemas y conseguir una Salamanca mejor. Me gustaría que me recordaran como un alcalde cercano, honesto y que soy el alcalde de los barrios.

 

No negociaré acuerdo de investidura ni de legislatura con PP ni con Vox

 

Ya que lo ha citado, es evidente que va a tocar pactar. ¿Qué escenario contempla usted?

El aval que voy a presentar es la confianza mayoritaria de los ciudadanos que son los que tienen que votar. Estamos haciendo entre ocho y diez acciones diarias y eso nos permite testar los ánimos de la ciudadanía, y le digo que los salmantinos quieren cambio, eso es indiscutible. Por eso estamos consiguiendo ese contacto con la ciudadanía, pactando con ellos. Una vez se exprese en voto en las urnas, tenemos que interpretar ese resultado y ver por qué camino tienen que transitar los acuerdos a posteriori. No me cierro a ningún acuerdo con ninguna formación política, salvo PP y Vox: no negociaré ningún acuerdo de investidura ni de legislatura ni con PP ni con Vox, porque representan las políticas que han fracaso en Salamanca, unos, y la extrema derecha los otros.

Con el resto de opciones políticas que representamos el cambio en la ciudad, estoy dispuesto a entenderme en un pacto de gobierno o de investidura, y creo que la capacidad de dialogar con estas formaciones es un aval importante.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Con respecto al cambio, ¿no pidieron los ciudadanos cambio hace cuatro años? ¿Qué pasó?

Pidieron cambio, pero es cierto que el PSOE no estaba lo fuerte que necesitaba, y ahora el cambio pasa porque el PSOE esté fuerte. Si el PSOE no está fuerte, el cambio no se producirá, si el PSOE está fuerte, si ganamos las elecciones, que lo vamos a conseguir, entonces el cambio se producirá. Ese es un mensaje claro: un PSOE fuerte garantiza el cambio en la ciudad.

 

Dígame la medida de la que está usted más orgulloso.

El plan estratégico de empleo: tres millones de euros al año, doce millones en total, de recursos propios para generar empleo y poner facilidades a las empresas para que puedan crear empleos de calidad, dignos, estables y que pasemos página de la precariedad.

 

¿Ese le va a cambiar la cara a Salamanca?

Va a contribuir a cambiar el escenario de despoblación, falta de oportunidades y empleo, y eso supondrá cambiar Salamanca.

 

A quienes han gobernado Salamanca durante los últimos 25 años parece que les iba bien cuando a Salamanca le iba peor. 

 

 

En los programas electorales de estas elecciones destaca el empleo, pero aunque siempre lo ha habido, destaca la presencia de las estrategias para captar empresas, algo que ha sido una asignatura pendiente de siempre en Salamanca. ¿Qué ha pasado, por qué no se ha hecho hasta ahora?

Porque a quienes han gobernado Salamanca durante los últimos 25 años parece que les iba bien cuando a Salamanca le iba peor. Y a mí nunca me puede ir bien, cuando a Salamanca le va mal. El PP se ha resignado, no ha tenido esa ambición porque Salamanca creciera, porque Salamanca atrajera industria, empresas, porque retuviera población. Y ese es un objetivo fundamental para nosotros, y lo vamos a hacer desde el primer día. Voy a ser el alcalde que va a tocar las puertas que sean necesarias para que empresas vengan a Salamanca a invertir, a contratar personas, cualquiera que genere empleo de calidad y digno. No me voy a cansar: me voy a recorrer España entera, Europa y el mundo si hace falta para conseguirlo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Por qué no se ha intentado antes con fuerza traer empresas a Salamanca?

Porque el PP ha estado muy cómodo en su posición conservadora, hasta sus últimas consecuencias, y creía que así seguiría ganando elecciones. Pero los escenarios cambian, y estamos en ventaja porque la ciudadanía sabe que el PSOE representa el progreso de Salamanca y el PP representa el retroceso de la ciudad. Partimos de una posición de ventaja en comunicaciones con Portugal y Madrid. Eso tiene que servir para la conexión de nuestros centros de investigación

 

¿Qué va a pasar con el Corona Sol y la ordenación del sector de El Corte Inglés?

Son dos situaciones urbanística diferentes. En el caso del Corona Sol, se tienen que cumplir estrictamente las sentencias judiciales. En el caso de El Corte Inglés, estamos a la espera de algunos pronunciamientos judiciales, pero en ambos casos hay que cumplir la legalidad, que no haya privilegios para unos pocos, y eso es lo que vamos a hacer el primer día que lleguemos al gobierno.

 

Los vecinos del Corona Sol se merecen el respeto de su ayuntamiento, que es suyo, no del PP, y que se haga justicia 

 

¿Usted sabe cuántas sentencias judiciales han ganado los vecinos del Corona Sol?

Sí.

 

¿Y qué le parece?

Que los vecinos, que han contado siempre con nuestro apoyo, se merecen el respeto de su ayuntamiento, que es suyo, no del PP, y que se haga justicia de una vez por todas. Cumpliendo qué, la legalidad. Ejecutando las sentencias. Diciéndole a las personas que han estado implicadas en ese caso que no todo vale.

 

Lo grave no es solo que se cometan ilegalidades por parte de quien quiere ser alcalde por el PP. Lo grave es que el propio Carbayo ha justificado las ilegalidades

 

Contratos: anulado el bus urbano, el de parques y jardines, el contrato condenado de alumbrado... ¿Qué ha pasado en temas de contratación?

Hablábamos antes de la experiencia que tienen algunos en la gestión, y se resume precisamente en que no lo han hecho bien con la anulación del contrato del bus, alumbrado público o parques y jardines. Lo grave no es solo que se cometan ilegalidades, que es muy grave, por parte precisamente de quien quiere ser alcalde por el PP, que es el máximo responsable de la anulación de esos contratos, y se lo avisamos desde el PSOE en todos los casos, en todos. Lo doblemente grave es que el propio García Carbayo ha justificado y ha defendido las ilegalidades en este ayuntamiento. Y la ley es garantía en nuestro sistema democrático, y quien no respeta la ley, no respeta la democracia. El señor García Carbayo no ha respetado la ley y por tanto no respeta la democracia ni a los salmantinos. En mi gobierno va a cero corrupción, cero negligencia y va a haber comportamientos ejemplares en la gestión municipal, cosas que el PP no puede decir.

 

Voy a ser un alcalde muy reivindicativo: voy a pelear por Salamanca antes que por mi partido. 

 

En el caso del Ayuntamiento de Salamanca, ¿tendrá el viento a favor?

Siempre ayuda que haya un gobierno en España con el que tengas un nivel de interlocución alto, y en mi caso es así, tanto con los representantes del gobierno en Salamanca como en Madrid tengo un nivel de interlocución muy alto. Además, voy a ser un alcalde muy reivindicativo: voy a pelear por Salamanca antes que por mi partido. Voy a defender los intereses de Salamanca donde haga falta y, si lo tengo que hacer, me enfrentaré a quien haga falta. El hecho de tener un acceso fácil a determinados representantes del gobierno facilita la interlocución.

 

Aún y así, sigue siendo una tarea complicada: usted sabe cuál es el clima y los antecedentes electorales en Salamanca. Igual se convierte en un héroe del PSOE si conquista esta plaza...

Yo no pretendo ser ni héroe ni villano, lo que quiero es ser el alcalde de todos los salmantinos. Estamos en condiciones de conseguirlo. Hay una mayoría social que apuesta por el cambio en la ciudad de Salamanca y el cambio solo pasa porque el PSOE gane el próximo domingo las elecciones. Y para ganar las elecciones, hace falta que la ciudadanía confíe en nosotros y lo haga, además, sabiendo que nos hemos predispuesto con un buen programa, un buen equipo, un proyecto político renovado, sólido, hecho desde la sensatez, abierto y en el que todos los salmantinos nos podemos ver representados.

 

Hay una mayoría social que apuesta por el cambio en la ciudad de Salamanca y el cambio solo pasa porque el PSOE gane las elecciones

 

¿Espera que el clima político en Castilla y León o nacional le ayude?

Estoy convencido de que a partir del 26 de mayo la ciudadanía se va a expresar en las urnas para que haya gobiernos de progreso, de avance, tanto en España como en Castilla y León y también en Salamanca. Estoy convencido. Pero la última palabra la tienen los ciudadanos.

 

¿La clave?

Antes y el domingo, la máxima movilización. Desupés, una vez abiertas las urnas, ganar las elecciones. 

COMENTARComentarios