Vox tiene la llave de las alcaldías de Burgos y Palencia tras el pacto PP y Ciudadanos

Ciudadanos se haría con el bastón de mando en estos consistorios además de asumir la dirección de las diputaciones de Burgos y Segovia a cambio de apoyar el nombramiento del 'popular' Alfonso Fernández Mañueco como presidente de la Junta.

Vox será la formación que tendrá la última palabra e inclinará la balanza en las alcaldía de Burgos y Palencia después del pre acuerdo alcanzado entre PP y Cs por el que Ciudadanos se haría con el bastón de mando en estos consistorios además de asumir la dirección de las diputaciones de Burgos y Segovia a cambio de apoyar el nombramiento del 'popular' Alfonso Fernández Mañueco como presidente de la Junta.

 

En el caso de Burgos, donde el PSOE ha sido la fuerza más votada, con 11 concejales, la suma de los siete representantes de PP y los 5 de Cs no alcanza la mayoría absoluta, por lo que será el voto de los dos ediles de Vox los que permitirían que Vicente Marañón, de la formación naranja, sea el próximo alcalde de la ciudad y tome el relevo de Javier Lacalle.

 

En la capital palentina la situación es similar ya que el PSOE también ha sido la fuerza más votada y los 9 ediles del PP y los 3 de Ciudadanos no suman mayoría absoluta, por lo que es necesario el apoyo explícito del único concejal conseguido por Vox. En este caso, quien daría un paso atrás sería el actual alcalde en funciones, Alfonso Polanco, que entregaría el bastón de mando al candidato de la formación naranja, Mario Simón.

 

Además de estos dos ayuntamientos, Ciudadanos, según el pre acuerdo PP-Cs alcanzado este miércoles, se haría con la dirección de la Diputación de Burgos, que actualmente está en manos del 'popular' César Rico, desde 2011, por lo que según el planteamiento de Cs de limitación de mandatos no puede seguir al frente de la institución provincial.

 

La suma de los diez diputados provinciales del PP y los tres de Cs permitiría a la formación liberal dirigir la Diputación burgalesa.

 

En Segovia se repite la situación en la Diputación Provincial donde la suma de los 12 diputados del PP y los dos de Cs alcanzan la mayoría absoluta para que la formación naranaja pueda dirigir esta institución que preside en la actualidad el 'popular' Fracisco Vázquez, quien antes del proceso electoral ya anunció su intención de no repetir en el cargo.

 

En la Diputación provincial de Zamora el único representante de Ciudadanos también tendrá la llave de gobierno ya que el PP ha obtenido 12 diputados, seguido de PSOE, con 8, e IU con cuatro, aunque esta institución provincial no ha entrado en el pre acuerdo PP-Cs ya que la actual presidenta, la 'popular' Mayte Martín, no repetirá en el cargo y el bastón de mando recaerá, con probabilidad, en el actual presidente provincial del PP, José María Barrios.

 

La Diputación Provincial de Valladolid, que actualmente presidente el 'popular' Jesús Julio Carnero, que lleva 8 años al frente de la institución, también necesita de pactos aunque en este caso el PP, con 12 diputados, podría pactar con el representante de Vox y sería suficiente para alcanzar la mayoría absoluta.