Vox elige el hotel de los líos del PP para abrir campaña en Salamanca
Cyl dots mini

Vox elige el hotel de los líos del PP para abrir campaña en Salamanca

El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, celebra su primer acto en Salamanca en el Corona Sol, un hotel sin licencias y en el centro de las críticas a la gestión urbanística del PP.

Vox celebra esta semana que entra su primer acto de precampaña en Salamanca. Lanzado por los resultados en Andalucía, las encuestas dicen que conseguirán representación institucional en la provincia: se le otorga un diputado nacional en unas generales, y también posibilidades de entrar en la Junta o en el Ayuntamiento de Salamanca. Así que ha decidido empezar a hacerse visible en la circunscripción como alternativa al PP, al que acusa de permanecer en los gobiernos locales con políticos profesionales para ayudar a amigos y afines.

 

En las próximas elecciones municipales se verán las caras porque Vox tiene previsto presentar candidatura a la alcaldía y marca diferencias con el PP. Sin embargo, el emergente partido tropieza en su primera decisión: el lugar donde van a celebrar ese primer acto con uno de sus pesos pesados, su secretario general Javier Ortega Smith. Según la información que maneja el partido, será el día 30 de enero (19.00) en el Corona Sol... el mismo que centra muchas de las críticas a la política urbanística del PP. De hecho, los vecinos que se han unido contra el hotel ilegal creen que la propiedad espera que el PP gane las próximas elecciones o que de los comicios salga una corporación más cómoda: corporación en la que Vox aspira a estar.

 

Este polémico hotel lleva años en el centro de la actualidad política por la permisividad de los gobiernos locales del PP con su situación. Y es que tiene anuladas todas las licencias, empezando por las de construcción, y terminando con la de cambio de uso que le permite ser un hotel, porque estaba previsto como apartamentos. Esa licencia de uso está anulada de manera firme y definitiva.

 

A pesar de ello, el PP ha celebrado allí sus cenas de Navidad y, lo que es más importante, ha permitido que el hotel siga abierto en su situación de ilegalidad y a pesar de la batalla legal de los vecinos. El Ayuntamiento gobernado por el PP desde hace décadas ha preferido dar cancha a la empresa promotora, dueña de otro establecimiento en el que los populares hacen sus noche electorales. Lo último fue, hace dos años, intentar legalizar la situación con una modificación del PGOU a medida del hotel.

Noticias relacionadas