Vitigudino, la cuna del fútbol sala salmantino con experiencia nacional e internacional: "Tenemos una conexión natural"
Cyl dots mini

Vitigudino, la cuna del fútbol sala salmantino con experiencia nacional e internacional: "Tenemos una conexión natural"

Del 'gen vitigudinense' se nutrirá este año el Fútbol Sala Unionistas. De este municipio salmantino han salido jugadores referente a nivel provincial, pero también nacional y con experiencia en el plano internacional. ¿De dónde surge y por qué esta tradición? 

Jugadores vitigudinenses del Fútbol Sala Unionistas (Foto: Arai Santana)
Ver album

Vitigudino, conocido coloquialmente como 'Viti', es uno de los pueblos más importantes de la provincia de Salamanca, siendo el municipio de referencia de la zona de las Arribes. Además de por sus fiestas de la Virgen del Socorro, su tradición taurina o por los míticos Corpus, este pueblo charro es reconocido por su cantera de fútbol sala. Precisamente, una cantera que ha traspasado fronteras, no solo a nivel nacional, sino internacional con la presencia de jugadores en ligas profesionales de países como Italia o Polonia. Con un total de 2.445 habitantes según la última actualización del INE, Vitigudino genera y prospera...en el mundo deportivo salmantino. 

 

Y ligado al mundo deportivo salmantino, Unionistas de Salamanca se lleva la palma, pues no solo cuenta con Yeray García en la primera plantilla del equipo como preparador físico, sino que el equipo de fútbol sala referencia en la capital charra tiene en sus filas a un total de seis jugadores de Vitigudino; Pablo, Berti, Nano, Juanan (mitad de Vitigudino y mitad de Valsalabroso), Germán y Diego son ante todo amigos y compañeros de tardes, veranos e incluso fines de semana durante el invierno de pista y balón. "Nunca hemos coincidido tantos en el mismo equipo y supone todo un privilegio que un club haya apostado por todos a la vez", reconoce Berti, quien ha formado parte con anterioridad de equipos como el Albense o el Alhambra de Guijuelo. 

 

Desde que tenían apenas ocho años y comenzaron a disfrutar de este deporte, llevan el nombre de Vitigudino en sus mochilas, da igual el escudo (Guijuelo, Lumbrales, Albense, Unionistas, Ciudad Rodrigo, Santiago FS o Benavente) o la categoría en la que jueguen. Su pueblo siempre está presente: "Combinábamos entre el fútbol sala y el fútbol once durante los primeros años, pero al final todos hemos pasado por los mismos entrenadores. Además, en Lumbrales había un equipo en División de Honor y fuimos pasando prácticamente todos por ahí. El hecho de que los más pequeños vieran a los más mayores ha hecho que en Vitigudino se genere una tradición por el fútbol sala. Nos hemos ido viendo los unos a los otros, que está Dani, por ejemplo, que ha militado muchos años en Primera División hace que los más pequeños quieran seguir sus pasos", cuentan. 

 

Una tradición que está directamente ligada con el torneo del futbito en verano y que no entiende de peñas, pues el "vínculo que hemos creado es mayor gracias al fútbol", como reconoce Pablo. "Vitigudino se decantó por el campo del fútbol sala antes que por un campo de fútbol once. De aquí han salido muchos jugadores y todos somos amigos. En el futbito hemos jugado juntos y separados (risas). Si hablamos de fútbol sala en Vitigudino, hablamos de Javi Jópez, Tasi o Ángel Sevillano y Pitu, nos han ayudado mucho. Aquí somos solo seis, pero hay muchos". 

 

Especialmente, recuerdan con mucho cariño su etapa en el Albense, equipo de Alba de Tormes que milita una categoría por encima que Fútbol Sala Unionistas; "nos hicimos jugadores como quien dice allí y se lo tenemos que agradecer. Somos lo que somos por haber estado allí. Además del Alhambra de Guijuelo, donde dimos nuestros primeros pasos. 

 

¿Y por qué no hay un club en Vitigudino que continúe y trabaje con esa cantera? "Esa pregunta tampoco es para nosotros, debe apostar el Ayuntamiento y un patrocinador importante. Al final, tener un club exige dinero, responsabilidades...además de jugadores que quieran jugar. Nosotros nos juntamos en Salamanca porque vivimos aquí, sería complicado que todos fuéramos a entrenar a Vitigudino", reconocen. 

 

¿La palabra clave que repiten y destacan? Que son "amigos". "Aunque no hayamos estado todos en el mismo equipo, siempre hemos estado de una manera u otra jugando juntos. Hay cosas que están por encima de lo deportivo y es que somos amigos. Tenemos una conexión natural de llevar jugando toda la vida juntos y eso nos favorece dentro del campo y fuera". Será que llevan el gen de Vitigudino...

 

De momento, este año lo disfrutará el Fútbol Sala Unionistas. 

 

 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: