Visita al líder con la moral alta tras la primera victoria de la campaña

BAJAS. Chema, con problemas en el menisco, se suma a los lesionados Vinuesa y Pedrito y al sancionado Koeman.
ADRIÁN A. GARCÍA

El CD Guijuelo visita hoy el complicado campo de Santa Ana con la ilusión de prolongar las buenas sensaciones que dejó el equipo en el partido de la pasada jornada frente al Logroñés.

El conjunto chacinero se enfrenta a la Gimnástica de Torrelavega, actual líder del Grupo II de la Segunda División B, que ha cuajado un gran arranque liguero, con tan sólo una derrota y que marcha invicto como local, de donde únicamente se han marchado dos puntos en el empate frente al Alavés. “Tienen la ventaja de que mantienen el bloque de la temporada anterior”, afirmaba Antonio Cazalilla. Por lo tanto, el Guijuelo tiene ante sí una prueba de fuego para valorar los avances que se aprecian en el grupo partido tras partido.

El fantasma de la poca efectividad en ataque volverá a sobrevolar a la plantilla si tenemos en cuenta que no tiene ningún delantero centro nato disponible para este encuentro. A la baja ya conocida de Jordi Vinuesa se suma la del sancionado Koeman. Las imágenes de su segunda cartulina amarilla frente al Logroñés no son del todo claras, por lo que desde el club se decidió no presentar un recurso. El propio delantero salmantino reconocía a lo largo de esta semana que “la Federación está muy tirante a la hora de recurrir sanciones y si no están muy claras las imágenes no lo hace”.

Por lo tanto, la responsabilidad anotadora del equipo recaerá sobre José Romero y Garban. El andaluz ha estado toda la semana entre algodones por los problemas que arrastra en el tobillo, pero finalmente será de la partida, mientras que el ex del Santa Marta volverá al once titular, algo que no se producía desde la segunda jornada de Liga. Por si fuera poco, Chema también se cae del equipo por unas molestias en el menisco.

La gran novedad en la convocatoria de Antonio Cazalilla es la inclusión de Marcial, joven delantero del filial al que muy posiblemente le llegue la oportunidad de debutar en tierras cántabras con el primer equipo debido a las necesidades ofensivas que arrastra. El técnico cordobés espera que el camerunés “trabaje como en los entrenamientos y que ahí arriba nos dé su fortaleza, trabaje y luche”.