Visita al histórico Tartiere para medirse a un Oviedo en racha

SEIS PARTIDOS SIN PERDER. El conjunto carbayón atraviesa el mejor momento de forma del año con Pacheta en el banquillo. ILUSIÓN. Los chacineros llegan esperanzados tras la victoria ante el Sporting B
A. A. G.

T ranquilidad relativa la que ha vivido el Club Deportivo Guijuelo esta semana al haber dormido en decimotercera posición después del partido frente al Sporting B. Desde la séptima jornada hacía que el conjunto chacinero no estaba en una posición tan elevada –undécimo en aquella ocasión– con respecto a los puestos de descenso. No obstante, a pesar de la cantidad de equipos que se encuentran por debajo, tan solo le separa un punto de caer nuevamente a esas posiciones que llevan a Tercera División.

La igualdad predominante en la zona baja hace que una victoria te aúpe hacia la mitad de la clasificación y una derrota te sumerja en los puestos de peligro.

Precisamente, su contrincante esta tarde, el Real Oviedo, era uno de los rivales directos hasta hace unas jornadas. El conjunto carbayón acumula seis partidos consecutivos sin perder, con un bagaje de cinco victorias y un empate, y ha logrado tomar un colchón considerable de puntos para mantenerse un año más en la categoría. Sin embargo, eso no es suficiente para un equipo histórico del fútbol español y que tantas alegrías ha dado a sus aficionados con el paso del tiempo. Sin ir más lejos, el Carlos Tartiere es, de largo, el mejor estadio de toda la Segunda B y el campo donde todo jugador querría jugar en esta división.

Los futbolistas del Guijuelo, con la moral por las nubes después de la última victoria ante el Sporting B, viajan a la ciudad asturiana con la intención de traerse de vuelta un buen resultado que les permita mantener el buen ritmo de los últimos tiempos.

Para este encuentro, María Hernández, técnico chacinero, no podrá contar con Txoperena, que arrastraba molestias desde el encuentro frente al Palencia. El lateral vasco tendrá que permanecer en torno a tres semanas de baja por sus molestias en el tobillo. Además, los cambios en la convocatoria han dejado fuera a Mangas, Chopi y Alonso, fijos en los últimos tiempos.

Por parte ovetense, Falcón, Miguel, Castells y Jandrín son baja por lesión, mientras que Aitor Sanz, uno de los hombres más importantes del equipo, cumplirá mañana su partido de sanción por acumulación de tarjetas amarillas.