Victoria Beckham pasa olímpicamente del 'dress code' marcado por Pilar Rubio y Sergio Ramos

Victoria y David Beckham

De blanco y verde, dos de los colores que los novios habían pedido que no se llevaran. 

Si a alguien se espera en Sevilla con las mismas ganas que a Sergio Ramos y Pilar Rubio era a los Beckham. La pareja con más glamour del paronama internacional era una de las grandes incógnitas de esta boda. Muchas voces apuntaban a que estarían presentes en este enlace, pero los últimos stories en Instagram de David Beckham hacían sospechar que podrían ser una baja de última hora.

 

Finalmente, Victoria y David Beckham han llegado a la catedral de Sevilla casi rozando las 18.00h de la tarde. Aclamados por todos los ciudadanos y curiosos que se habían agolpado en las inmediaciones de la catedral, la pareja saludaba a los presentes.

 

El exfutbolista inglés daba muestras de su simpatía y cercanía agradeciendo el cariño del público español. Por su parte, Victoria se mostraba mucho más tímida en su entrada a la catedral.

 

Para esta ocasión tan especial, David ha escogido un elegante chaqué mientras su mujer ha apostado por un diseño propio. La excantante ha elegido un diseño de la colección otoño-invierno 2019-2020 de Victoria Beckham.

 

A los seguidores de Meghan Markle les sonará este vestido midi, pues la Duquesa de Sussex lo lució en uno de sus últimos actos oficiales antes de dar a luz a su pequeño Archie Harrison.

 

Además, Victoria Beckham también ha sido noticia por sus gafas de sol y por romper con el dress code impuesto por los novios, ya que no se permitía llevar atuendos blancos.

 

NATY ABASCAL, LA OTRA 'DÍSCOLA'

 

El fucsia era otro color 'prohibido' y ha sido justo el elegido por Naty Abascal.  La española ha apostado por un elegante vestido fucsia con pamela a juego.