Vial y rotonda, listos: el acceso de coches y peatones al nuevo Hospital deja de ser un problema
Cyl dots mini

Vial y rotonda, listos: el acceso de coches y peatones al nuevo Hospital deja de ser un problema

El nuevo edificio del Hospital Clínico de Salamanca. Foto: A. Santana
Ver album

El acceso principal al nuevo Hospital por la rotonda de paseo de San Vicente y la nueva calle está listo: el 25 de noviembre abre al tráfico y quema otra etapa para la apertura del centro.

Esta ha sido la semana de las fechas para el nuevo Hospital de Salamanca. Después de 14 años de demoras dar una fecha concreta se había convertido en deporte de riesgo: hacía mucho que nadie se atrevía con ello, ni para el edificio, ni para su uso ni para las instalaciones anexas. De hecho, el último anuncio de fechas hasta ahora databa de enero de este año. Sin embargo, en cuestión de unos pocos días nos hemos topado con que el nuevo edificio se estrenará "en las próximas semanas", aunque solo parte de sus servicios y la  UCI si hay problemas; y que en cuestión de días se abrirán al tráfico sus accesos: será el 25 de noviembre. Así están quedando.

 

Su fecha de estreno es inminente y con ello los accesos principales dejarán de ser un problema para la apertura del Hospital. La finalización de obra de la rotonda y el vial, junto con la de las plataformas (obra de la Junta) que unen la calle con las puertas del centro despeja el acceso de vehículos y peatones al nuevo complejo, lo que supone dejar libre la llegada de usuarios. A partir del 25 de noviembre, no habrá obstáculo que lo impida, al menos, no serán los accesos.

 

Todo lo relaccionado con el nuevo Hospital de Salamanca ha sufrido una 'maldición'. Baste recordar que las primeras fechas datan de 2006, cuando se presentó el proyecto, y el primer compromiso de finalización era 2013. La demora es grande, incluso para un proyecto de 300 millones. Lo peor es que todos los proyectos asociados han sufrido el mismo mal endémico, también el del vial que no ha estado ajeno a problemas con la adjudicación, una ruptura de contrato, una segunda licitación, modificados... El resultado, nueve meses sobre la fecha prevista, aunque solo cinco sobre la previsión que hizo la Junta en 2019: mayo de 2020. Ahora eso ya da igual, porque ya está prácticamente listo.

 

La obra en su conjunto está virtualmente terminada. El último tramo del vial, la nueva calle de 600 metros que une el puente de la Universidad con el paseo de San Vicente, está totalmente asfaltada y la capa bituminosa alcanza también la nueva rotonda de acceso que está en construcción desde octubre. Faltan remates y poco más. El día 25 de noviembre, próximo miércoles, estarán abiertas al tráfico la rotonda y la nueva calle.

 

Con la apertura del vial y de la glorieta de acceso, se retomará la circulación normal en el Paseo de San Vicente, incluida la de las líneas de autobús 4, 5, 6, 10 y 11, que se habían visto temporalmente afectadas en sus recorridos con motivo de las obras. El regidor salmantino ha subrayado que esta infraestructura, que estaba prevista en el Plan General de Ordenación Urbana de la ciudad, viene a vertebrar Salamanca de Este a Oeste y contribuirá a desahogar el tráfico en la Avenida de los Maristas.

 

La obra del vial ha sido compleja y ha traspasado las fechas inicialmente previstas. Tenía que haber estado terminada en marzo y ha llegado a noviembre tras varios cambios en las fechas porque ha habido dificultades en su ejecución casi desde el primer día. El movimiento de tierras, la instalación del nuevo colector, y especialmente el muro para separar el vial del río o la necesidad de acompasar su avance con la plataforma de acceso que construía la Junta. La rotonda sí ha sido ejecutada en plazos.

Noticias relacionadas