Viajan desde Orense para robar teléfonos móviles durante la Nochevieja Universitaria

La pareja, de 25 años, ya tenían 7, de alta gama cuando fueron detenidos en Salamanca.

Agentes de la Policía Nacional de Salamanca han detenido a un varón y una mujer, ambos de 25 años de edad, como presuntos autores de distintos delitos de hurto, tras ser sorprendidos en dos discotecas de la calle Bermejeros con terminales de telefonía sustraídos a clientes en el interior de los establecimientos.

 

La detención se practicó en la madrugada del pasado sábado, tras desplazarse agentes policiales a requerimiento efectuado por la seguridad de uno de los establecimientos, que había interceptado a las dos personas por haber sustraído teléfonos móviles en el interior de los locales.

 

A su llegada, los agentes constataron que se trataba de una joven gallega y de un varón de origen marroquí, pareja, y ambos residentes en Orense, interviniendo a la mujer dos terminales telefónicos y 250 euros en distintos billetes.

 

Cuando efectuaban las diligencias de cacheo, una joven cliente reconoció como suyo uno de los teléfonos, manifestando que se lo habían sustraído poco antes en otra discoteca cercana, por lo que se le hizo entrega del mismo.

 

Por las manifestaciones efectuadas por la seguridad de los establecimientos se ha comprobado que los detenidos habían estado en ambos indistintamente y en suscesivas ocasiones desde la “Nochevieja Universitaria” celebrada el pasado día 14, celebración por la que se han recibido numerosas denuncias por sustracciones efectuadas en locales de ocio nocturno y en la Plaza Mayor.

 

Entre las pertenencias de la joven se encontró una tarjeta magnética, realizándose gestiones que permitieron comprobar que correspondía a la habitación de un hotel céntrico de la ciudad, donde ambos se alojaban desde su llegada a Salamanca.

 

Con la autorización del Juzgado de Instrucción número Uno se practicó una entrada y Registro en la habitación, encontrando escondidos detrás de la caja fuerte de la habitación, cinto teléfonos móviles, uno de los cuales se ha constatado que fue denunciado como sustraído durante la “Nochevieja Universitaria”, investigándose la presunta procedencia ilícita del resto de los intervenidos, dado el elevado número de denuncias recibidas.