Verdasco y Almagro se clasifican junto a Nadal para octavos de final

ABANDONO. El madrileño se benefició del prematuro adiós de Stefan Koubek, que dejó la pista tras ir perdiendo 6-1; el murciano se impuso en tres sets a Falla.
EFE / MELBOURNE

El Abierto de Australia contará por segundo año consecutivo con tres españoles en los octavos de final, con la victoria de ayer de Fernando Verdasco y el gran triunfo de Nicolás Almagro, uniéndose ambos a Rafael Nadal para acercarse aún más a las rondas finales del primer grande de la temporada.

Verdasco se benefició de la indisposición del austríaco Stefan Koubek, que tras perder por 6-1 decidió no continuar debido a un virus contraído hace dos días que le dejó sin energías. Almagro sí tuvo que luchar, y ganó en tres sets al colombiano Alejandro Falla (6-4, 6-3 y 6-4) para situarse por primera vez en los octavos de Melbourne.

El lado negativo fueron las derrotas de Albert Montañés y Carla Suárez ante los números uno, el suizo Roger Federer (6-3, 6-4 y 6-4) y la estadounidense Serena Williams (6-0 y 6-3), respectivamente.

A los 23 minutos de partido Koubek se dio cuenta que no merecía estar ni un instante más en pista. “La última noche no pude dormir, con dolor de cabeza y garganta, y sabía que ante Verdasco tendría que correr un montón, y no estoy en condiciones de hacerlo porque me encuentro sin energía”, dijo el austríaco que había salido de la fase previa.

El madrileño se tomó esta victoria como un ahorro de energía para el próximo duelo que le espera, sin duda el más duro, contra el ruso Nikolay Davydenko, que destrozó al argentino Juan Mónaco por 6-0, 6-3 y 6-4 en 109 minutos, y que sigue sin ceder un set después de tres rondas.

Por otro lado, el murciano Almagro se enfrentará al francés Jo-Wilfried Tsonga, finalista en 2008, que se impuso a Tommy Haas, por 6-4, 3-6, 6-1 y 7-5, tras remontar un 2-4 en el último set, y con el que nunca se ha visto las caras en una pista.

En el cuadro masculino, Novak Djokovic se abrió pasó ante el uzbeko Denis Istomin, y el australiano Lleyton Hewitt se benefició de la retirada del chipriota Marcos Baghdatis, lesionado en el hombro (6-0 y 4-2), y será el próximo rival del suizo Roger Federer.