Verano 'caliente' en el transporte escolar y de viajeros por el desencuentro entre patronal y sindicatos en el convenio

Las diferencias salariales entre lo que piden los sindicatos y lo que ofrece, mil euros de coste por trabajador de media, amenanza con un conflicto en este importante sector con 1.300 trabajadores.

Las próximas semanas se anuncian 'calientes' en el sector del transporte de viajeros, lo que afecta al transporte escolar, metropolitano e interurbano de Salamanca en puertas de semanas clave, con el fin del curso escolar y el verano de fondo. El problema, el abismo entre lo que los sindicatos del sector exigen para el nuevo convenio provincial y lo que la patronal ofrece en materia de salarios. Una diferencia que tiene como cifra final los mil euros que, como media, media entre las pretensiones sindicales y lo que las empresas quieren asumir.

 

Este lunes por la mañana los sindicatos, con CCOO al frente, iniciaban la semana con el anuncio de una ruptura: la de los cauces convencionales de negociación con la patronal en el convenio del transporte de viajeros. Los puentes no están rotos por completo, y de hecho se acude a la mediación del Serla para propiciar una nueva reunión. El problema es que la negociación llevaba abierta desde hace casi cuatro meses y, aunque no ha habido muchas reuniones, no se producen avances. Por eso se habla de negociación rota por parte de los sindicatos.

 

El desencuentro está, como es habitual en estas negociaciones, en la parte salarial. Los sindicatos, con CCOO como mayoritario, piden una subida del 4% para compensar las débiles subidas de los últimos años. El convenio actual, vigente todavía en 2019, se firmó en 2015 todavía en crisis, momento en el que se optó por reforzar otras cuestiones en vez de la revalorización de los salarios. Ahora los sindicatos quieren que se reconozca ese esfuerzo, y recuperar parte de lo perdido.

 

En frente, la patronal Confaes, la más representativa en este sector que agrupa a unas 60-70 empresas de Salamanca y a unos 1.300 trabajadores. Según fuentes consultadas en la organización, su oferta de mejora salarial se mueve en la órbita del IPC: han ofrecido un 1,25% para tres años.

 

La distancia, como se aprecia, es grande, aunque no es la primera vez que un convenio arranca con estas diferencias y luego se arregla. El problema es que, en este mismo sector, hay profesionales con mejores condiciones pero que se rigen por convenios como los del bus urbano o los de las grandes líneas de transporte de viajeros, que están al margen y tienen sus propios marcos. La búsqueda de una progresiva equiparación ha llevado a los sindicatos a mostrarse firmes en sus demandas.

 

"Es una oferta irrisoria", ha asegurado Emilio Pérez, secretario provincial de CCOO. A lo que desde Confaes fuentes de la negociación responden que la propuesta de los sindicatos es "desorbitada" e "inasumible" por las empresas. La diferencia, calculada en euros, es de mil euros más al año por trabajo en costes para las empresas, algo que no están dispuestos a aceptar. Desde la patronal creen que los sindicatos tendrán que "bajar sus aspiraciones" si no se quiere acabar en un conflicto.

Noticias relacionadas