Ventajas del BYOD en el trabajo

Una de las prácticas empresariales más destacadas en el ámbito tecnológico es el BYOD, un acrónimo que responde a las siglas de Bring Your Own Device y que se está extendiendo cada vez más en compañías de toda índole.

El Bring Your Own Device es una filosofía que invita a los trabajadores a traer sus propios dispositivos a su puesto de trabajo y utilizarlos en lugar de los equipos de la propia empresa. Los aspectos positivos del BYOD están demostrando ser numerosos y de gran beneficio tanto para las empresas como para los empleados. Vamos a hacer un breve recorrido por las ventajas de esta nueva tendencia y a repasar sus puntos clave.

 

Incrementa el compromiso de los empleados

 

Según un estudio de ESET, hasta un 81% de los empleados ya utilizan un dispositivo personal para tareas relacionadas con su trabajo, a pesar de que un 66% de ellos afirma que su empresa no ha implementado una política específica favorable al BYOT. Cuanto mayor sea la implicación de un empleado con los proyectos de su empresa, más probable es que se lleve parte del trabajo a casa y, especialmente, que tenga en el teléfono archivos, enlaces o conversaciones relacionados con él.

 

Incrementa la productividad

 

Los dispositivos privados cuentan con un grado mucho mayor de personalización que favorece la productividad de los empleados. Mientras que los equipos de empresa con frecuencia son compartidos y están configurados de manera estándar, los dispositivos personales permiten que cada empleado los ajuste en función de sus necesidades y agilizan sus tareas de forma notable. Puede parecer una cuestión menor, pero no lo es. La agilidad a la hora de localizar archivos y gestionar correos es clave a la hora de acelerar y automatizar procesos que de otro modo consumen una cantidad de tiempo mucho mayor, con lo que la personalización de los dispositivos redunda en una mayor eficacia de cada empleado.

 

Garantiza la seguridad colectiva

 

Por la diversidad de los dispositivos que se utilizan en una empresa con una política BYOD, es fundamental garantizar la seguridad de la información de todos ellos utilizando una VPN de empresa. Una VPN encriptará la conexión de los teléfonos y ordenadores de todos los empleados estén donde estén e impedirá que pueda filtrarse información confidencial de la compañía, incluso si se conectan a través de redes vulnerables como las de una cafetería o un aeropuerto. Además, el ahorro en hardware permite a la compañía invertir mejor no solo en la seguridad de una VPN sino también en un plan integral de protección antivirus para todos sus equipos.

 

Mayor flexibilidad equivale a mayor satisfacción

 

Especialmente entre los empleados más jóvenes, una mayor flexibilidad en el ámbito laboral es equivalente a una mayor satisfacción personal. Las fronteras tradicionales entre el ámbito laboral y el privado se están desdibujando en el siglo XXI, y es frecuente que un empleado necesite estar en contacto con su ámbito personal durante sus horas del trabajo y viceversa. Lo que antes se percibía como una merma en la productividad, ahora se ha demostrado que es claramente positivo y que redunda en una eficiencia y un compromiso mucho mayores por parte del equipo de trabajadores.

 

Equipos de mayor potencia

 

La obsolescencia de los dispositivos de una empresa puede suponer un grave problema. La lentitud de los equipos desfasados afecta negativamente a la productividad y a la felicidad de los empleados, lo que puede mermar hasta en un 35% los beneficios de una empresa. Por el contrario, los empleados tienden a renovar sus equipos con mucha más frecuencia que las compañías, con lo que una política BYOD favorece la actualización constante de los dispositivos utilizados en el puesto de trabajo. Un equipo nuevo funciona de manera mucho más ágil y permite a su propietario realizar su trabajo de forma más rápida y eficiente, lo que redunda en una mayor productividad y el consecuente beneficio para la compañía.

 

Ahorro

 

Muy pocas compañías pueden permitirse una renovación anual o bianual de los teléfonos y ordenadores de todo su equipo, especialmente si consideramos el elevado coste relativo que puede representar esta inversión para las pequeñas y medianas empresas. Una política BYOD que permita a los empleados utilizar sus propios terminales permitirá a la compañía ahorrar alrededor de 1100 € por empleado y año en mantenimiento y renovación de hardware. Este ahorro puede reinvertirse en actualizar y mejorar los equipos comunes, los servidores, la ciberseguridad y otros servicios esenciales que redundarán en un beneficio colectivo tanto para la compañía como para sus trabajadores.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: