Vecinos, la oposición y un exalcalde: las ausencias en el estreno del Victoria Adrados crean polémica

Inauguración del edificio Victoria Adrados (Foto: Arai Santana)

ZOES se queja por no haber sido invitado: no hubo ninguna representación vecinal. Mateos lamenta que se excluyera al PSOE y acusa al PP de convertir en un acto de partido un proyecto de ciudad.

La lista de invitados al acto de estreno del centro Victoria Adrados, y las ausencias registradas, ha generado protestas públicas y a nivel municipal. La imagen de las autoridades asistentes a la inauguración no ha dejado indiferente y el mismo lunes ya se producían las primeras protestas, que han seguido este martes con la queja del PSOE. Al sencillo acto acudieron el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, dos consejeras, el delegado de la Junta en Salamanca, el alcalde, Carlos García Carbayo, la teniente de alcalde, Ana Suárez y concejales del ayuntamiento.

 

Según ha podido saber TRIBUNA, la asociación de vecinos ZOES se ha quejado en un correo electrónico enviado a todos los grupos municipales por no haber sido invitada al acto. La asociación está radicada en el Barrio del Oeste, en el que está el nuevo centro. Tampoco había presencia de colectivos vecinales, algo que ha significado este mismo martes el portavoz del PSOE, José Luis Mateos.

 

Mateos ha asegurado que no se les cursó invitación ni se contó con el grupo socialista, y ha tachado el evento de "propaganda", acusando al PP y al equipo de Gobierno municipal de convertir en "un acto de partido algo que es un proyecto de ciudad". Mateos ha lamentado que el PP se dedique a lo que califica como "manosear las instituciones" y ha apuntado otra ausencia: la de representantes de la administración central, como el Ministerio de Vivienda, que en su día aportó fondos para el nuevo centro de convivencia.

 

La última ausencia fue la del alcalde con el que empezó el proyecto, Julián Lanzarote, que fue quien firmó el proyecto en el lejano 2011. El exalcalde con más mayorías absolutas de Salamanca está retirado de la política y de la vida pública, y también desvinculado orgánicamente del PP salmantino.