Vecinos de los pueblos fronterizos con Portugal se movilizan para enviar ropa a los afectados por el incendio

Bomberos trabajan en el incendio de Portugal

Este miércoles partió hacia Portugal el primer camión lleno de ropa que han recogido vecinos de pueblos del sur de Salamanca y el norte de Cáceres con el fin de ayudar a los afectados por el incendio que desde el sábado pasado asola el centro del país vecino. 

Los vecinos de pueblos de Salamanca fronterizos con Portugal están pendientes de cómo evoluciona el tremendo incendio que asola el país luso desde el pasado sábado y que ha ido evolucionando hacia el norte de manera que alguno de sus focos está a poco más de 50 kilómetros de la frontera. Una proximidad que se hace evidente en el aire que se respira tal y como relatan algunos vecinos de localidades como El Payo. "Desde el sábado ya se notaba, el domingo estaba como nublado y no se veía el sol y era todo por el humo que venía", comentan. 

 

A la espera de ver cómo siguen desarrollándose las labores de extinción, lo que sí ha vuelto a aflorar es el sentido de la solidaridad y es que en la zona los vecinos de este lado de la frontera se están movilizando para ayudar en lo posible a los afectados por el fuego.

 

Lo están haciendo  a raiz de una iniciativa de los vecinos de la localidad cacereña de Valverde, limítrofe con Salamanca, que comenzaron a recoger ropa para enviar a los afectados por el fuego que tuvieron que huir de sus casas con lo puesto.

 

A esta iniciativa también se ha unido otro pueblo del norte de Cáceres, Moraleja, a través de su Ayuntamiento, y vecinos de los pueblos cercanos de Salamanca han acudido para entregar aquello que buenamente han podido. Este miércoles por la tarde partió el primer camión con enseres y se espera que en los próximos días pueda salir alguno más.

 

Además han pedido voluntarios para ayudar a seleccionar la ropa por tallas y posibles destinatarios para que así pueda llegar lo más preparada para ser entregada a aquellas personas que la puedan necesitar.