Vacas de parto que envían un SMS

La tecnología ahorra a los ganaderos pasarse noches en vela durante los días previos a que la vaca se ponga de parto. La cooperativa salmantina Copasa trata de crear un dispositivo electrónico que proporcionan alertas de parto a cualquier teléfono móvil. 

Renovarse o morir. Ésta es la máxima de Copasa, una cooperativa avícola y ganadera que nace en febrero de 1951 en Salamanca con una máxima, seriedad y calidad para sus clientes. La imagen de esta empresa la llevan los ganaderos en la fidelidad que le han guardado, "se fían de sus productos, de las sucesivas Juntas Rectoras y de la cordialidad y seriedad de sus responsables", asegura Víctor Rodríguez, gerente. Éstas son las huellas, de algo que empezó pequeño y se ha hecho muy, pero que muy grande. 

 

El principal proyecto acometido estos últimos años y que concluyó en 2018 por la cooperativa fue la construcción de una nueva planta de producción de piensos fuera de Salamanca, con capacidad para 180.000 toneladas al año, de este modo, "multiplicamos por cuatro el volumen de la planta original". La inversión supuso más de nueve millones de euros.

 

Las tecnologías evolucionan a pasos agigantados y también en el rural donde se hacen imprescindibles para ser competitivos. Han pasado 67 años desde su nacimiento, y además de las actividades del día a día, Copasa encara el futuro apostando por la investigación y el desarrollo dentro del sector agropecuario; actualmente la cooperativa se encuentra sumida en tres proyectos que "pretenden mejorar la vida y el negocio del agricultor y el ganadero", asegura Rodríguez. 

 

Collares con GPS para una ganadería 4.0

 

Cabe destacar, el proyecto Civex "permitirá al ganadero de vacuno la geolocalización de sus vacas en tiempo real y la predicción del momento del parto, en su dispositivo móvil o tablet". Liderado por Copasa, en asociación con la empresa tecnológica Aplifisa, trata de aplicar nuevas tecnologías de la comunicación para diseñar un nuevo sistema de manejo para el ganado vacuno en extensivo. "Un collar que llevará cada una de las vacas y que pretendemos que sea lo más económico posible, en torno a los 100 euros". 

 

Este sistema "se basa en el control individual de cada efectivo del rebaño, mediante geolocalización y monitorización de determinados parámetros vitales (temperatura corporal, ritmo cardiaco, ritmo respiratorio, movimientos), que permiten inducir en tiempo real localización y situación de parto, incluso enfermedad, en el teléfono móvil o tablet del ganadero". Todo ello redundará en la rentabilidad de la explotación ganadera, facilitara enormemente su labor diaria, y mejora el bienestar animal, evitando sufrimiento y bajas por partos complicados, sin duda, un ahorro de costes para el productor.

 

 

Rodríguez, explica que "estamos en el ecuador del proyecto, que fue aprobado y financiado por CDTI, y en el mismo, además de las citadas Copasa y Aplifisa colaboran el ITAP (Instituto de tecnologías Aplicadas de la Escuela de Ingeniería Industrial de Valladolid) y la explotación ganadera Dehesa Carrascalino, en el término municipal de Vega de Tirados (Salamanca), que es donde se llevan a cabo las pruebas de campo y la implantación de los prototipos de los dispositivos".

 

Reprovac

 

Otro de los proyectos es Reprovac, liderado por ITACYL; participan otras empresas y cooperativas de Castilla y León. "Trata de evaluar el cultivo de leguminosas rentables para alimentación animal con el fin de estudiar por qué no se logra un índice de fertilidad alto en el ganado vacuno y proponer las pautas para aumentar unos pocos puntos. Si estamos en el 68%, poder llegar al 75%, y creo que podemos conseguirlo".

 

Promoleg

 

Para la promoción de las leguminosas, financiado por el Itacyl, "tratamos de ver qué leguminosas son productivas y se adaptan al suelo de Castilla y León, en nuestro caso al de Salamanca, para alimentación animal. Así, podemos evitar la dependencia de la soja americana o argentina".

 

Se controlan cuatro variedades de veza, "una leguminosa que se puede cultivar para producir grano o forraje, tratamos de evaluar la productividad en distintos años, con diferentes climatologías, su adaptación al clima y al terreno... Después se contrasta lo que cada una ha dado de forraje y grano para ver si es una alternativa válida a la soja". 

 

Finalmente, cabe recordar, que la Junta de Castilla y León ha entregado este 2019 los XII Premios al Cooperativismo y la Economía Social de Castilla y León en las categorías de mejor empresa cooperativa, mejor iniciativa cooperativa, mejor empresa con otras formas jurídicas de economía social, y a la persona o entidad más relevante por su contribución al desarrollo del cooperativismo y la economía social. En la categoría de Mejor Iniciativa Cooperativa ha sido premiada la Cooperativa Avícola y Ganadera de Salamanca (COPASA).

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: