UPA demanda a la Junta la declaración de la plaga de lagarta en la provincia de Salamanca

(Foto: EP)

La organización agraria ha hecho públicas las denuncias de varios ganaderos de las zonas de Ledesma y Vitigudino. La sequía aumenta los problemas derivados de esta plaga.

Ganaderos de las comarcas de Vitigudino y de Ledesma (Salamanca) han hecho saber a la otganización agraria UPA diversas denuncias sobre "la enorme proliferación de estas orugas, que son una plaga y  que se están acabando con las hojas de los robles, hecho que, unido a la sequía de este año, oueda terminar con una gran parte de los árboles de la zona", señalan desde la organización agraria.

 

"Nos consta, que por parte de numerosos ganaderos ya han sido denunciados estos hechos,  a los Servicios de  Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León en Salamanca, como ya se hizo por parte de técnicos de esta Organización, la pasada semana, y sin que al día de hoy tengamos constancia de la declaración de la lagarta como plaga ni de las intenciones por parte de Consejería de Medio Ambiente para su control", denuncia UPA.

 

La indignación de los ganaderos es total, ya que la normativa administrativa y los servicios de control de la Consejería de Medio Ambiente "son muy restrictivos a la hora de poder podar o aclarar los aboles en sus parcelas, y por el contrario, cuando en una plaga como esta, que afecta a sus árboles, y que se los está comiendo, esa misma administración no actúa para nada para proteger a esos mismos arboles".

 

Con la prohibición de los tratamientos aéreos tras la publicación del R.D. 1311/2012 en su artículo 27, salvo la declaración de plaga por parte de la administración y promovidas por esta, los propietarios de las parcelas donde aparecen estás plagas, "se ven muchas veces imposibilitados para su control, por lo que apremia que la administración responsable  se implique directamente y tome medidas urgentes".

 

Desde UPA Salamanca, "se considera que no tomar medidas en este momento, solo va a suponer una mayor incidencia de la plaga, y la falta de eficacia de las medidas que puedan tomarse tardíamente, y ello con la importantísima y negra repercusión que se nos avecina para el próximo año".

           

UPA, espera la inmediata actuación por parte de la Consejería de Medio Ambiente, "que ponga freno a la proliferación de esta plaga y que evite que los robles de las zonas indicadas puedan morir ante la virulencia de la plaga denunciada".

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: