"Uno de los defectos de la mesa de cereales de Salamanca, muy grande, es que no somos ágiles"

Ver album

El debate abierto por el asesor de la Lonja terminó con una mayor diferencia entre los vocales, en una sesión en la que volvieron a tener posturas completamente opuestas.

El final de la mesa de cereales de la Lonja de Salamanca dejó un asituación un tanto diferente, tras un debate abierto por el asesor de las mesas, José María Guinaldo. Así transcurrieron los hechos sobre la labor de los vocales, de la Lonja y de si se ajusta o no a la realidad.

 

Así, José María Guinaldo dijo que “no sucede que se haga la media. Hay diferencias y posturas antagónicas y eso es semana tras semana. Hay datos irrefutables; la mesa de cereales es la que más usuarios tiene de toda la Lonja, que más consultas tiene de la Lonja. Y hay otro dato, que es que los usuarios la tienen en cuenta y superan el ámbito provincial, de las dos Castillas o Extremadura. ¿Se daría esta situación si los precios fueran por casualidad o hay un análisis del sector”, le replicó a Víctor Rodríguez, que dijo:


“Si eso es así es porque la Lonja es fiable, pero no puede haber posturas tan diferencias y es un problema que hay desde hace tiempo. Debería haber un análisis por parte de los responsables de la mesa por el precio que cada uno marca”, entrando en un debate.

 

“Uno de los defectos de la mesa, muy grande, es que no somos ágiles. Una semana suben y otra bajan. Aquí no hacemos las cosas rápido ni cómo manda el mercado. Hay que tener agilidad porque si se compra más bajo, hay que bajarlo”, dijo José Antonio Marcos. “Es una lonja de pasado; a otros nos llaman para ver lo mal que lo hacemos”.

 

“Las lonjas interiores no tienen la agilidad del puerto, es así. Una tormenta que se puede ver en el puerto, el jueves o viernes se puede haber convertido en sol. No pasa nada porque una Lonja interior peque de prudencia. SI lees la Lonja de Salamanca, se ven los movimientos y su comportamiento”, dijo Guinaldo.

 

Herminio Velasco dijo que había que “subir un euro hace tiempo y aquí nadie ha llorado, ni nos hemos rasgado las vestiduras. La Lonja de León, hay vocales que nos llaman para ver cómo está el mercado”.

 

Juan del Pozo también respondió a las alusiones y dijo que aquí “no venimos a pedir clemencia. Para funcionar como el puerto, hay que valorar cómo es el precio en Barcelona y cómo es el trigo. No es una actitud caprichosa, es argumentada. Pero lo más importante es que en agosto hubo una discusión sobre el comprador directo que sí paga ese precio, pero a ellos no les interesa escucharlo”.

 

“Pido que hagáis un esfuerzo y lleguéis a un acuerdo… porque si no, algo falla”, concluyó Guinaldo.

 

“Ustedes deben ponerse acuerdo”, sentenció el presidente.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: