United Way llega a la ciudad con el objetivo de implicar a la sociedad y avanzar hacia el bien común

United Way

La primera fundación del mundo United Way, se creó hace 130 años en Denver, Colorado, en Estados Unidos, por un rabino, dos sacerdotes, un ministro y un ama de casa. Hoy cuenta con casi tres millones de voluntarios en el mundo y gestiona 5.000 millones de dólares anualmente.

La fundación, que en estos momentos es la más antigua del mundo, llega a Salamanca con el objetivo de impulsar la inserción laboral, educación y salud de los más vulnerables, a través de iniciativas junto a las empresas. Así, ha iniciado una nueva etapa en la ciudad charra, con el objetivo de desarrollar al 100% su actividad con empresas americanas que operan en nuestro país y trabajar más intensamente con las empresas españolas. 

 

La fundación, que hoy en día conocemos como Responsabilidad Social Corporativa, trae a Salamanca el 'know how'. United Way, está presente hoy en más de 40 países, con una red de 1.800 delegaciones, más de 60.000 socios, 9 millones de donantes y 2.9 millones de voluntarios.  La fundación gestionó el pasado año 5.000 millones de dólares en el desarrollo de sus actividades, que, hasta la fecha,  han permitido mejorar la calidad de vida de más de 61 millones de personas.

 

En España, United Way es un fundación sin ánimo de lucro que organiza y coordina los esfuerzos de empresas, entidades, instituciones y particulares para llevar a cabo proyectos sociales que mejoran la vida de las personas que se encuentran en una situación vulnerable. Entre sus socios españoles figuran compañías como Lilly, John Deere, Lenovo, Airbus, Everis, Fundación Telefónica y Fundación Roviralta. También colabora con entidades como YMCA, Save the Children, Fundación Desarrollo y Asistencia, Creática y Cruz Roja entre otras.  El objetivo -explica Marina Fuentes, su CEO en España -es seguir impactando localmente de una manera más eficaz y trabajar más intensamente con las empresas españolas”.

 

Y nuestra misión para mejorar su vida –señala Marina Fuentes- es movilizar a las comunidades y todo su potencial -organizaciones públicas y privadas, empresas y otras entidades especializadas- alrededor del mundo, actuando localmente. Nuestra fórmula es sumar, conectar y multiplicar”.

 

De cara al futuro, United Way Salamanca quiere extender sus proyectos a un mayor número de personas, acompañando a las entidades colaboradoras en su gran labor, ofreciéndoles eficacia en la gestión de proyectos a través de la creación de sinergias que permitan el empoderamiento de las poblaciones con las que trabajamos. Asimismo, ampliará su red de socios corporativos, poniendo foco en los socios que forman parte de United Way Global Corporate Leadership, trabajando a través de las United Way locales con las empresas  que colaboran con la Fundación a nivel global.

 

Queremos, indica la CEO de United Way, convertirnos en un agente de cambio para el éxito educativo en España, desarrollando proyectos con gran impacto en las comunidades, promoviendo el voluntariado y empoderando a los jóvenes para que actúen sobre su futuro”.