Unionistas sufre bajo el sol para acostumbrarse al infierno que espera en Xàtiva

Los jugadores buscaban el agua en cuanto había un parón durante la sesión (Foto: Teresa Sánchez)
Ver album

Unionistas de Salamanca ha vuelto al trabajo después de la jornada de descanso del martes y lo ha hecho en el Alfonso San Casto donde ha comenzado a adaptarse a los condicionantes que tendrá que superar en Xàtiva, calor y una superficie de hierba artificial. 

A las 16.30 horas y con el termómetro marcando 30 grados de temperatura. Así ha reanudado Unionistas de Salamanca los entrenamientos después de una jornada de descanso y con la vista puesta en el encuentro del sábado ante el Olimpic de Xàtiva.

 

Una sesión de trabajo sobre el césped del Alfonso San Casto por lo que bien se puede afirmar que el equipo salmantino se prepara para lo que le espera en el duelo de vuelta, temperatura muy elevada y una superficie de hierba artificial a la que trata de adaptarse a marchas forzadas. 

 

Una sesión de hora y media que se sumará a la que tendrá lugar el jueves en las mismas circunstancias y es que Unionistas sabe que este reto hay que sufrirlo y así se encargó de recordárselo el técnico ante de iniciar la sesión, animando a los suyos pese a que las circunstancias invitaban a buscar la sombra. 

 

Al margen del grupo, tal y como se preveía, ha entrenado Manjón a la espera de ver cómo evoluciona estos dos días y si como esperaba Astu puede llegar para estar disponible al menos para algunos minutos. También al margen y, por supuesto, sin tocar balón Diego Del Castillo, pendiente aun de conocer el alcance de su lesión en la prueba que habrá que realizarle de nuevo este jueves porque en la anterior no se ha podido ver con claridad si hay o no hay rotura.

 

Tomando precauciones ha entrenado Cristo, que ya la semana pasada tuvo que sufrir para llegar a tiempo aunque sí que ha entrenado durante la mayoría de la hora y media con sus compañeros. 

Noticias relacionadas