Unionistas se tiene que trabajar tres puntos que llegan como agua de mayo

Unionistas de Salamanca sacó adelante su partido ante el Cristo Atlético (2-1) no sin sufrimiento. Tres puntos gracias a los goles de Piojo y Oskar Martín que deben servir para que el equipo se sacuda una ansiedad que se mantuvo evidente durante muchos minutos. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

2 UNIONISTAS:  Carlos Molina, Xavi Carmona, David Gallego, Dani Chamorro, Antonio León, Chuchi Jorqués, Piojo, Isaac Manjón (Obispo, min. 61), Oskar Martín (Motos, min. 83), Carlos de la Nava y Cristo Medina.

 

1 CRISTO ATLÉTICO: Rubo, Cristian, Rubén, Garci, Merino (Abajo, min. 65), Viti, Zubi, Pelayo (Diego, min. 65), Ivi (Jaime, min. 76), Blanco y Mikel.

 

ÁRBITRO:  Eder Mallo Fernández. Tarjeta amarilla para el visitante Cristian y a los locales De la Nava, Oskar Martín y Cristo. 

 

GOLES: 1-0 min. 1 Piojo. 1-1, min. 34, Zubi. 2-1, min. 52, Oskar Martín. 

 

INCIDENCIAS: Cuarta jornada de Liga en Tercera División partido disputado en Las Pistas.

Como declaración de intenciones quedó claro desde el momento en que se conoció la alineación que Unionistas iba a ir a tumba abierta a por el partido. Un once muy ofensivo, con todo lo que tiene arriba Astu desde el minuto uno sobre el terreno de juego para intentar acogotar a un Cristo Atlético que se presentaba en Las Pistas con un empate como mejor bagaje hasta ahora.

 

Una apuesta que tuvo premio para que el que apenas hubo que esperar. A los 33 segundos llegó el tanto de Unionistas. Máxima efectividad la primera vez que se pisaba área frente a todo lo que se había echado en falta en jornadas precedentes y en apenas tres toques. Saque de centro, balón a Gallego que la pone hacia el área y allí Piojo, encimado por su par, recibe algo escorado, aguanta y toca lo justo para sorprender al portero y poner el 1-0. Mejor imposible si de lo que se trataba era de sacudir cualquier tipo de fantasma porque de hecho en el planteamiento inicial si algo esperaba Unionistas era un rival replegado ante el que habría que tener paciencia.

 

Ahora al Cristo le tocaba abrirse y eso se podría aprovechar. La sensación que hubo durante unos minutos es que el segundo podía llegar en cualquier momento porque fueron varios los balones con peligro que llegaron al área visitante sobre todo gracias a las llegadas de Carmona y Gallego por banda pero los puntas no acertaron, unas veces por falta de puntería, otras porque con el 'overbooking' arriba acababan molestándose. 

 

El Cristo Atlético empezó a estirarse y, lo que era mal síntoma, llegaba con cierta facilidad a las inmediaciones del área de Carlos Molina. Apenas tres o cuatro toques para ganar la frontal y es que a Unionistas, con los laterales volcados al ataque, le faltaba recorrido en su medular para ayudar a una zaga por momentos superada. A la media hora, y después de una buena llegada de Unionistas, el Cristo tuvo el empate por mediación de Zubi que en el mano a mano con Molina disparó sobre el portero.

 

Un susto que se concretó cuatro minutos después y en una accion similar. Saque en largo de Rubo, la toca Ivi hacia la frontal donde llegaba Zubi libre de marca y con tiempo para colocarla al fondo de las mallas. Inapelable. Molina sacó un balón providencial un minuto después en los momentos de mayor desasosiego de Unionistas que tenía en el desorden atrás y en la falta de puntería arriba dos 'peros' importantes. Y es que antes del descanso de nuevo pudo adelantarse en otra oportunidad clara generada por Piojo que acabó Oskar con un disparo fuera y un remate de cabeza de Antonio León que sacó Rubo. 

 

La paciencia que se esperaba que tuviera que tener el equipo desde el inicio debía aparecer en el segundo tiempo aunque lo que no lograba el equipo de Astu era juntar líneas detectándose también en ese arranque demasiado especio entre medular y defensa y mucho campo por cubrir para Chuchi. Sin embargo cuando peor parecía pintar la situación, la calidad apareció para provocar el 2-1. Acción por la derecha y balón al centro del área para llegada de Oskar Martín que esta vez no perdonó y hasta se metió en la portería con el esférico. Nadie lo iba a sacar de allí.

 

Oskar Martín marcó al poco de iniciarse el segundo tiempo (Foto: Teresa Sánchez)

 

El guión se mantuvo muy similar al del primer tiempo con ocasiones de Unionistas que no concretaba para ganar en tranquilidad porque la necesitaba ya que el Cristo Atlético siguió buscando portería y generando incertidumbre con acciones verticales como sumada por el lateral Cristian que se marchó de dos defensas de Unionistas y puso un balón al área pequeña que Molina capturó cuando enfilaba hacia la portería. 

 

La sensación era de que el partido así no iba a acabar. El Cristo iba a por más ante un equipo local al que le faltaba seguridad aunque los espacios dejaban a Unionistas la posibilidad de salir en alguna contra peligrosa. Oskar Martín, que la tocó mordida, no pudo aprovechar en área pequeña un buen centro de Cristo a quince minutos del final. 

 

Quedaba el último esfuerzo en momentos ya en que el físico empezaba a pasar factura y sobre todo se notaba en las filas visitantes. Menos continuidad en el juego y galones para De la Nava que ralentizaba en el centro y aceleraba a conveniencia aunque lo ajustado del marcador generaba incertidumbre en campo y grada que finalmente pudo celebrar una victoria que llega como agua de mayo para regar el crecimiento del equipo. 

Noticias relacionadas