Unionistas se deja todo en el intento pero no encuentra recompensa en los penaltis
Cyl dots mini

Unionistas se deja todo en el intento pero no encuentra recompensa en los penaltis

Rojo progresa con el balón

Unionistas se despide de la Copa Federación tras caer en la tanda de penaltis en Melilla. En el tiempo reglamentario se adelantó por dos veces pero no pudo romper el 2-2 ni en los 90 ni en la prórroga. 

La Copa Federación, por mucho que no tenga la trascendencia de la Liga y no determine la temporada de ningún equipo, ofrece una posibilidad única y más en esta campaña en la que la pandemia sitúa a los equipos en dificultades antes no vividas. Superar rondas y acabar disputando la Copa del Rey ofrece a los equipos procedentes de esta competición la posibilidad de encontrarse con un rival de entidad en la cita copera y, por lo tanto, estirar sus posibilidades económicas con la opción de una taquilla en principio no prevista. Por eso es un torneo importante y por eso un viaje a Melilla en mitad de una semana con la Liga apenas empezada distaba para Unionistas de ser un 'marrón' para ser una gran oportunidad.

 

Por eso la presentación del equipo salmantino en el arranque del partido demostraba que habían cruzado el estrecho con toda la intención y concentración y en una buenísima salida al campo sorprendieron a todos, rival, público e incluso sus propios aficionados, adelantándose en el marcador a los tres minutos de arrancar el partido. El equipo de Hernán Pérez va demostrando después de la pretemporada y el primerr partido de Liga que tiene 'colmillo' y aprovechó algo que es fundamental en el fútbol aunque haya veces que a lo largo no se practique que son los tiros nada más llegar a frontal. Ahí De la Nava encontró a Dela que en su primera titularidad sacó la zurda a relucir y puso un balón imposible para el portero. 

 

El problema es que enfrente estaba otro equipo de los que si algo tiene, además de experiencia, es gol y ante el que había que conceder poco y con el partido recién comenzado era evidente que iban a llegar las ocasiones. Casi a la primera el Melilla empató después de un centro desde la derecha de Altamira y Al Watani aprovechaba. Lo peor además del 1-1 es que tras esa acción salía lesionado del campo Javi Navas. 

 

Del primer golpe se recompuso bien el Melilla pero Unionistas también encontró capacidad de reacción tras el tempranero empate y siguió jugando en la línea en la que empezó el partido, vertical, buscando velocidad en el desplazamiento de balón y pasada la media hora volvía a situarse por delante en el marcador. Filtraba un buen pase Miki y Carmona se estrenaba como goleador del equipo de la capital.

 

Y en ese tramo final del primer tiempo pudo estar la clave del choque porque en el 41 tuvo la oportunidad para el 1-3 el equipo de Hernán Pérez pero esta vez no pudo resolver en positivo y justo cuando el choque llegaba al parón el que acertaba era el Melilla que se iba reforzado a vestuarios tras el empate de Mawi a la salida de un córner. 

 

Después de un primer tiempo de locura en cuanto a ocasiones, idas y venidas, la segunda tuvo mucho mayor control porque ahora cualquier error se podía pagar caro y los equipos controlaban más. También los cambios provocaban la pérdida de ritmo aunque no de intensidad. El choque avanzaba sin ocasiones, más allá de un intento en una falta de Viana y así con el empate llegaba el tiempo para la prórroga.

 

Tensión, con una primera ocasión para el Melilla y la respueta por parte de Unionsitas, de nuevo por medio de Viana. Lo intentaban ya ambos, ya con más intención que piernas pero no hubo forma de romper la igualdad y todo quedó abocado a la tanda de penaltis.

 

Una suerte que esta vez no fue favorable para el equipo salmantino que lo intentó pero en la lucha de poder a poder esta vez no pudo doblegar a su rival.