Actualizado 17:15 CET Versión escritorio
Salamanca

Unionistas-Real Madrid 'en familia': problemas administrativos pueden obligar a jugar sin gradas supletorias

Problemas con la licencia de las propias pistas del Helmántico complican la concesión de permiso para las gradas supletorias: se jugaría con el aforo convencional de menos de 4.000 espectadores.

Publicado el 17.01.2020

El 'culebrón' del Unionistas-Real Madrid de Copa del Rey no cesa. Cuando todo parecía encaminado, han surgido problemas inesperados que podrían obligar a jugar este partido con el aforo mínimo, los menos de 4.000 espectadores que tienen las Pistas. El motivo, que la falta de una licencia de la propia instalación complica que se pueda conceder permiso para instalar gradas supletorias y elevar el aforo hasta los 8.000/10.000.



 



Durante la mañana de este viernes el panorama parecía despejarse. El Ayuntamiento de Salamanca había autorizado jugar en las Pistas, la subdelegación del Gobierno daba el visto bueno al dispositivo de seguridad y también a la instalación de gradas portátiles, y se ponía en marcha la petición de permisos al Ayuntamiento de Villares de la Reina, término municipal del campo y administración competente. Este consistorio advertía durante la mañana que aceleraría todo lo que pudiera la tramitación, pero ha surgido un problema.



 



En la tarde noche, reunión de urgencia en el Ayuntamiento entre el alcalde y el presidente de Unionistas. Según ha desvelado Radio Salamanca-SER, el motivo es insólito: las pistas del Helmántico carecen de licencia de primera ocupación y, sin ella, es imposible tramitar permiso alguno para hacer modificaciones como la instalación de la gradas.



 



Sin licencia de primera ocupación celebrar el partido podría ser incluso ilegal, pero eso se puede solucionar a tiempo. Lo que será más complicado es que haya margen para, con la licencia en regla, pedir permiso para poner las gradas supletorias. Si no hay tiempo, se jugaría el partido con el aforo básico de las Pistas, los menos de 4.000 espectadores que tienen las gradas construidas. El club tiene 2.880 socios que, a buen seguro, no se van a perder el partido y tienen prioridad para las entradas; así que quedarían poco más de un millar de localidades disponibles.


COMENTARComentarios