Unionistas mide su punto de madurez y energía frente al CD Olimpic de Xàtiva

(Foto: De la Peña)

Unionistas de Salamanca se enfrenta al equipo valenciano (4 de junio, 18.30 horas), con el único objetivo de competir y lograr un resultado positivo para la vuelta. La intensidad, el ritmo del partido y marcar, las claves frente a un equipo hecho para ascender.

Llegó otro día importante en la breve, pero intensa y prolífica historia de Unionistas de Salamanca. El choque de ida de la segunda ronda del play off de ascenso a Segunda B inicia su camino y lo hace frente a un CD Olimpic de Xàtiva, que poco o nada tiene que ver con el club salmantino.

 

Los valencianos son un equipo con gran tradición en Segunda B, su ubicación natural, y han construido un equipo para volver a la categoría de bronce del fútbol español al contar con jugadores para los que no hace falta presentación como Jandro, Moscardó, Pablo Redondo, San Julián, además de otros como los delanteros Cosme o Solano que han anotado 29 goles entre los dos. Todos ellos bien complementados con Francisco José Fernández, que solo ha encajado 18 goles en los 39 partidos de Liga que ha disputado.

 

Y, precisamente, ése es uno de los puntos fuertes del los valencianos, que solo han recibido 19 goles en 40 partidos de la liga regular. Su seriedad atrás, su posicionamiento y su táctica hacen de este equipo un baluarte, que se crece al descolgarse hombres como Jandro, que crea peligro solo con tener el balón en sus pies.

 

Pero, ¿quién dijo miedo? Y es que, Unionistas CF se ha ganado el derecho a que todo el mundo confíe en sus posibilidades porque ha crecido mucho como equipo y porque no es inferior a nadie, así lo dicen sus resultados. Su solidez defensivo, su juego combinativo, su velocidad por banda y su remate son razones más que poderosas para enfrentarse al CD Olimpic.

 

Si a esto le sumamos, tal y como dijo Astu en la previa, que el equipo viene con la flecha hacia arriba, el resultado solo puede ser positivo, aunque hay que jugar y demostrar sobre el terreno de juego que las opciones de Unionistas son más que reales.

 

Nada va a faltar porque el ambiente es de los buenos, gran parte de la ciudad está con el equipo y su moral por el hecho de poder subir a Segunda B está fuera de toda duda. Ahora toca pasar la primera prueba de madurez, para la que el equipo está más que preparado.

Noticias relacionadas