Unionistas de Salamanca sufre ante el Ávila... pero enamora

(Foto: Chema Díez)
Ver album

El equipo de Astu vence 3-2 al Real Ávila sufriendo en el tramo final del choque y encadena su quinta victoria consecutiva que le hace asegurar aún más los puestos de play off.

Unionistas de Salamanca, igual que pasa en el amor, hizo disfrutar, reír y, por qué no, sufrir un poco a su afición, pero la ocasión lo merecía. Después de la iniciativa llevada a cabo por el club, 'Un beso, una entrada', con motivo de la llegada del Día de los Enamorados, tocaba saltar al campo y enamorar con tres puntos. Dicho y hecho, aunque no sin sufrimiento... que también hace que las cosas sepan mejor.

 

Todo comenzó rodado para los de Astu, que solo tuvieron que esperar hasta el minuto 16 para ver como Isaac Manjón adelantaba a los salmantinos después de una buena acción de Óskar Martín, quien le puso el balón para que éste anotase el primero con la cabeza. No en vano, la 'relación' amorosa iba a tener un pequeño altibajo con el empate del Ávila, cuando Iván Vila aprovechó un error de Javi Díaz en la entrega.

 

El segundo gol de Unionistas, también obra de Manjón, llegó en el 31, después de una buena jugada que el delantero transformó con la pierna derecha ante la salida del portero rival. Poco después, en el 33, el defensa Ángel tuvo que ser sustituido por Manu Arias tras sufrir un golpe en la cabeza, preludio del tercer gol, el de la sentencia, obra de Cristo, quien aprovechó un balón en el área pequeña para marcar casi a placer.

 

Todo parecía de cara para Unionistas en una segunda parte dominada por los salmantinos que, pese a todo, se llevaron algún susto. El más importante tuvo lugar en el 66 después de un penalti cometido por Sito Cruz, que transformó Isma para hacer el 3-2 y llevar de nuevo a los de Astu al sufrimiento.

 

Y así fue hasta el pitido final, pero dejando un mejor sabor para los locales que siguen estirando la racha hasta los cinco partidos con victoria, asegurando aún más la plaza de play off y siguiendo ese idilio amoroso con una afición que nunca abandona.

Noticias relacionadas