Unionistas CF: de la ilusión, a ser uno de los aspirantes al ascenso a Segunda B

Su primera experiencia en Tercera fue más que positiva después de lograr clasificarse para segunda ronda del play off y caer ante un rival con mucho potencial. la ilusión se ha convertido en objetivo con una profesionalización total del club para devolver la Segunda B a Salamanca.

Unionistas CF ha pasado de la ilusión a ser uno de los 'gallos' de la categoría por tener entre ceja y ceja el ascenso a Segunda B. No hay miramientos, ni eufemismos, ni excusas... club, cuerpo técnico y jugadores ya han demostrado que quiere jugar en la categoría de bronce del fútbol español la próxima temporada y por ello van a luchar.

 

Ante este panorama, y con una Tercera 'infernal', Unionistas de Salamanca va a tener que copiar el modelo de la pasada temporada en lo que a regularidad se refiere con el objetivo de asaltar la primera plaza del Grupo 8 y tener muchas más opciones para conseguir el objetivo real. CF Salmantino UDS, Atlético Astorga, Zamora o Arandina son algunos de los principales aspirantes, a los que se sumarán las sorpresas de cada temporada.

 

La meta no será nada fácil, pero para ello, el club se ha profesionalizado en todas sus facetas (tal y como demandó su técnico, Astu), gracias al esfuerzo de la directiva y todos los patrocinadores y de una afición que ha vuelto a responder a su equipo y que le seguirá allá por los campos por lo que tenga que transitar en esta nueva temporada.

 

PLANTILLA MÁS QUE DE GARANTÍAS

 

Y es que, observando la plantilla de Unionistas CF, se observa la clara apuesta por el ascenso con la contratación de jugadores de Segunda B para Tercera que ven en este equipo una gran oportunidad para hacer algo grande.

 

Los Molina, Javi Navas, Chuchi, , Manjón, Piojo... han dado un paso atrás, pero solo para coger impulso y regresar a la categoría de bronce del fútbol español, a los que hay que sumar otros jugadores de la talla de Antonio León, Obispo, Flórez, Chamorro, Óskar Martín, Chamorro (capitán), Arroyo, Carmona... y como no, Cristo, que seguirá siendo uno de los puntales en el ataque, al igual que lo será 'el profe' Chuchi en el centro del campo para dotar de fútbol y carácter al equipo tras curtirse en mil batallas en Segunda B.

 

Así las cosas, la ilusión sigue intacta, pero Unionistas CF ya no vive de ella y sí de un claro objetivo como es el ascenso a Segunda B. Nadie se esconce y así el triunfo, si se logra, será más grande.