Unionistas CF: cuando los números no engañan

De la Nava, en un partido de Unionistas CF

Unionistas de Salamanca está pulverizando los registros de la pasada campaña después de sumar 40 puntos de los últimos 48 en juego. En el horizonte, un calenadario que puede dictar sentencia a su favor.

Como la prueba del algodón, los números ni engañan ni esconden la (dulce) realidad por la que atraviesa Unionistas de Salamanca. Y es que, el liderato del equipo ha sacado a la luz todas las virtudes, y por qué no defectos, que han llevado al conjunto de Astu a ser el primer clasificado del Grupo 8 de Tercera División desde la jornada 13. Los 40 puntos cosechados de los últimos 48 en juego avalan su trayectoria. Pero, ¿por qué?

 

MEJORA LOS NÚMERO DEL AÑO PASADO:

 

En la jornada 20 de la temporada 2016-17, Unionistas CF contaba con 36 puntos, 34 goles a favor y 18 en contra. Ahora, y con las mismos partidos disputados, el equipo de Astu suma 48 puntos (12 más), con 44 goles a favor y 21 en contra. La racha del equipo va mucho más allá, porque ha logrado 40 de los últimos 48 puntos en juego.

 

SOLIDEZ:

 

Tras un mal inicio de temporada en el que hubo ciertas dudas, quizá sin tener que haberlas, el equipo fue cogiendo poco a poco el tono y se mostró mucho más seguro, encajando menos goles y siendo más importante en el partido para hacer su juego. Y eso se ha notado en los resultados con una evolución positiva.

 

CARLOS DE LA NAVA:

 

Puede ser, quizá, la mejor temporada del atacante salmantino. A sus 24 años de edad, ha alcanzado la madurez suficiente para saber qué debe y qué no debe hacer, además de que Astu ha sabido entender su juego a la perfección. Cuando muchos dudaban de él, se ha encargado de disipar cualquier duda mostrando su mejor versión en ataque y en defensa. Su juego entre líneas y llegando desde atrás, clave. Es de los pocos que no rota...

 

ROBERTO ESLAVA:

 

Su llegada le hacía falta, y mucho, a Unionistas CF. Se ha convertido en solo unas semanas, en una pieza básica en la defensa del equipo y en la salida de la pelota. Puede jugar con Antonio León, Juampa o incluso Arroyo, pero al igual que De la Nava, es de los que apenas rota.

 

CRISTO:

 

El mejor jugador de Unionistas CF, sin lugar a dudas; además de marcar las diferencias, le ofrece muchas cosas al equipo en ambos lados del campo y tiene mucho gol. El equipo de Astu debe dar palmadas porque un jugador así debería estar en una categoría superior...

 

ISAAC MANJÓN:

 

Va más allá de lo que es un '9'. Puede fijar a los centrales, caer a banda, generar espacios y, su especialidad, el remate, ya que siempre está en el lugar oportuno y en el momento idóneo. Además, cuando inicia la carrera, pocos defensas pueden pararle. Es la referencia ofensiva.

 

CHUCHI JORQUÉS:

 

'El profesor' fue el jugador elegido por el cuerpo técnico para ser protagonista dentro y fuera del terreno de juego. A sus 39 años, sigue dando lecciones de fútbol y, lo que es más importante, de compromiso siendo el primero que se baja al 'barro'. Necesita minutos y con continuidad será mucho más decisivo en el juego porque calidad tiene por arrobas y así lo avalan sus años en Segunda B.

 

CARLOS MOLINA:

 

Manda y ordena y ha salvado al equipo en numerosas ocasiones cuando las cosas se ponían feas. Portero de otra categoría, quiere jugar con Unionistas en Segunda B y con el paso de los partidos también aumenta su seguridad en todos los apartados.

 

PIOJO:

 

La 'chispa' que le faltaba a Unionistas CF. Comenzó como extremo, su puesto natural, pero Astu ha seguido, la estela de otros entrenadores y le ha retrasado hasta el lateral, donde forma con Cristo una de las parejas más letales de la categoría. Ha vuelto a sentirse futbolista y a dar su mejor versión tras un año para olvidar en el Guijuelo.

Noticias relacionadas