Unai Simón y Raúl García llevan al Athletic a semifinales
Cyl dots mini

Unai Simón y Raúl García llevan al Athletic a semifinales

Los 'leones' acaban con el Betis en los penaltis gracias a un gol milagroso en el tiempo añadido

FICHA TÉCNICA

RESULTADO: REAL BETIS, 1 - ATHLETIC CLUB, 1 (1-1 tras la prórroga y 2-4 en penaltis).

ALINEACIONES.
BETIS: Joel Robles; Montoya, Víctor Ruiz, Mandi, Miranda; Guido Rodríguez, Willian Carvalho; Fekir (Sidnei, min.93), Canales, Ruibal (Juanmi, min.74); y Borja Iglesias (Guardado, min.88).

ATHLETIC CLUB: Unai Simón; Lekue (Capa, min.78), Yeray, Íñigo Martínez, Yuri; Berenguer, Vesga (Unai López, min.88), Dani García (Vencedor, min.78), De Marcos; Raúl García y Williams (Villalibre, min.67).

GOLES:
1 - 0, min.85, Juanmi.

1 - 1, min.90+3, Raúl García.

TANDA DE PENALTIS.
0 - 1, Raúl García, gol.

1 - 1, Mandi, gol.

1 - 2, Williams, gol.

2 - 2, Canales, fallo.

2 - 3, Morcillo, gol.

2 - 3, Juanmi, fallo.

2 - 4, Yuri, gol.

ÁRBITRO: Hernández Hernández (C.Las Palmas). Amonestó con tarjeta amarilla a Yuri (min.39), Yeray (min.42), Dani García (min.48), Íñigo Martínez (min.53), Lekue (min.72) y Raúl García (min.84) en el Athletic Club; y a Ruibal (min.55) y Willian Carvalho (min.83) en el Betis.

ESTADIO: Benito Villamarín.

El Athletic Club sigue en la cresta de la ola después de conseguir el billete para las semifinales de la Copa del Rey tras eliminar al Real Betis en la tanda de penaltis (2-4) después de un duelo muy igualado (1-1) que tuvo en el bolsillo hasta el minuto 93, que fue cuando apareció la cabeza de Raúl García, el gran agitador del choque.

 

El Betis celebraba el triunfo y Pellegrini empezaba a meter defensas para guardar el resultado sin pensar -por un instante- que podría llegar el gol postrero de los 'leones'. Y así fue, después de haber sido inferiores al cuadro andaluz, pero con la fortuna que tienen los campeones. En este caso, los supercampeones de España.

 

El equipo de Marcelino García Toral sigue de dulce, no conoce la derrota desde su llegada al banquillo y ha dado un paso más para intentar repetir la final del año pasado que todavía tiene por jugar. El Athletic parece haber cambiado de la noche al día sólo con tocar la tecla de su entrenador. Así ha sido por suerte de sus aficionados y también de su directiva, zarandeada en diciembre por los socios y ahora perfectamente parapetada en el nuevo técnico.

 

El estado anímico de los vascos es su mejor arma, sobre todo tras conquistar un título ganando al Barça y al Madrid, una inyección incuestionable que le ha llevado -sin fin por el momento- hasta el mes de febrero. Este jueves, en un duelo muy disputado, hicieron menos méritos que su rival aunque su comienzo fuese realmente imponente. Raúl García marcó el camino.

 

El navarro volvió a estar en todas las batallas y pronto generó las primeras ocasiones. Una de ellas fue una jugada sin remate a la que no llegó Berenguer por escasos centímetros. Ruibal, el más atrevido en los locales, contestó con varias jugadas por el costado derecho y Canales, que sigue de dulce, también probó fortuna con un disparo al lateral del la red.

 

Ya en la segunda mitad fue turno de Yuri, uno de los más destacados del encuentro, y quien buscó el empate pasada la hora de partido con un zurdazo de mucha potencia. A los diez minutos continuó Óscar de Marcos, pero fue Fekir quien tuvo la más clara. Los helipolitanos comenzaron a subir el nivel y pronto frenaron el ímpetu de los rojiblancos.

 

De hecho, acabó llegando el premio para los de Pellegrini en una acción aislada de Fekir que terminó rebotada en las botas de Juanmi. El de Coín voleó al fondo de las mallas pensando que sería el gol definitivo y que este viernes ocuparía todas las portadas de la prensa deportiva. Pero no fue así pese a que quedaran cinco minutos.

 

Apareció Yuri, nuevamente desde la banda izquierda, para prolongar a Yeray y éste meter un centro medido al corazón del área. Ahí apareció el orgullo de Raúl García para empatar el partido y dejar sin recursos a los de casa. En la prórroga, hubo algunos arreones, pero nada cambió que la tanda de penaltis decidiese el último billete de semifinales.

 

Canales se topó con Unai Simón, que volvió a negar el gol a Juanmi desde los once metros. Esos dos errores condenaron a un Betis que no estuvo fino mientras que su rival acertó en todos los lanzamientos para confirmar su gran momento de forma y su nombre en el sorteo de este viernes de las semifinales coperas.