Una vuelta al cole llena de emociones encontradas, así ha vivido Salamanca el primer día de aulas

Primer día de colegio del curso 2020-2021 (Foto: María Pedrosa)
Ver album

Los más pequeños de la casa han vuelto a las aulas. Acompañados de padres y madres, volvían a reencontrarse con amigos y profesores. Ganas y miedo al mismo tiempo han envuelto la vuelta a las aulas. 

Hoy en Salamanca no eraun día normal, las calles se vestían con niños y niás que con mochilas agarraban las manos de sus padres con la intención de regresar a unas aulas que no veían desde hace siete meses. ¿Quién lo iba a pensar? Los niños vuelven a tener ganas de ir a clase, de regresar a su rutina, de volver a ser lo que eran. 

 

Sin embargo, la rutina llega acompañada de nuevas medidas y con ellas el miedo, quizás no tanto de ellos y ellas, sino de los padres, quienes conscientes del foco de contagios que puede suponer un colegio, sienten una mezcla de emociones

 

"Sentimos una mezcla de emociones, los niños necesitaban ir al colegio y en mi caso necesitaba que fueran, porque soy madre soltera y tengo que trabajar. Siento alivio, pero también tengo miedo a lo que pueda suceder", apunta una de las madres, cuyo hijo está en 6º de Primaria. 

 

"Estamos muy contentos de que vuelva al colegio, al final los estudios presenciales son muy diferentes a los estudios online y creemos que el hecho de estar en clase con la presencia de un profesor es necesario", completa otra de las madres del colegio Francisco Vitoria. 

 

¿De qué manera y con qué medidas se ha puesto el colegio en contacto con vosotras? "Nos mandaron toda la información a través del correo. Entre las medidas se establecía cómo se llevará a cabo la entrada y la salida a las aulas. Se realiza de forma escalonada y por cursos y les toman la temperatura, también por distintas puertas. Además, los recreos también se realizan por turnos, habrá hasta cuatro. Después lo más básico, mascarilla, distancia social y material individual, lavado de manos continuado, ventilación de las aulas...

 

¿Son medidas difíciles de llevar a cabo? "En nuestro caso son niños y niñas de 6º de primaria, por lo que son más mayores y responsables. Están concienciados y de hecho son los que mejor lo van a hacer. Tienen mucha ilusión por volver a clase, el mío estaba esta mañana emocionado, entre algunos hacía seis meses que no se veían...", finaliza. 

 

Mientras que los niños formaban filas y se volvían a reencontrar, los padres y madres hablaban entre ellos. Miedo, alivio, ganas, emoción...algo es seguro, los niños han vuelto a las aulas, siete meses después parece que un cachito de nuestra antigua normalidad ha vuelto y ojalá para quedarse. 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: