Una treintena de militares de Salamanca viaja a Afganistán para desmontar los hangares del ejército y completar el repliegue de tropas

El general Godoy se despide de los militares (Foto: F. Rivas)

Se trata la misión internacional de "mayor tamaño" durante el presente año del Mando de Ingenieros.

Una treintena de efectivos de la Unidad de Apoyo al Repliegue (UAR) se ha despedido oficialmente de sus compañeros del Mando de Ingenieros de Salamanca ya que viajará esta semana a Afganistán, donde realizará labores de desmontaje de hangares construidos en la zona, para su posterior repliegue a España.

 

El Acuartelamiento General Arroquia de Salamanca ha sido escenario del acto de despedida, que dará paso a “unos dos meses” de trabajo en los hangares para helicópteros modelos  Bresciani y  SPA Barracuda en la Forward Support Base de Herat.

 

Según el general Manuel Godoy se trata de la misión “de mayor peso específico” del mando durante el presente año, que tendrá lugar en “una de las provincias más tranquilas” de Afganistán.

 

Aun así, el responsable militar del acuartelamiento de Salamanca ha señalado que “la gente que acude “está preparada para cualquier contingencia”. Incluso, ha destacado que algunos de los profesionales desplazados ya han estado en hasta diez misiones internacionales.

 

En el acto de despedida ha tomado la palabra el jefe del Regimiento, Ignacio Albiñana, quien ha dicho que “desde el año 2003, el Regimiento ha desplegado su personal en Afganistán en más de 30 ocasiones y ha asumido buena parte del esfuerzo en la construcción de los campamentos y bases en esa zona de operaciones; el prestigio ganado por el Regimiento es un estímulo más para que cumpláis como los mejores”.

 

La UAR, mandada por  el  teniente Victor Miguel Villar Monterde, está formada por 31 efectivos, 23 de ellos salmantinos, todos pertenecientes  al Regimiento de Especialidades de Ingenieros número 11, excepto un suboficial que está destinado en el Cuartel General del MING.

 

REPLIEGUE

 

Volarán desde la base aérea de Matacán a la zona de operaciones en dos rotaciones a lo largo de la presente semana. Y el contingente permanecerá en Afganistán por un tiempo “indefinido”, en función del ritmo de los trabajos, “condicionado por el nivel de seguridad, la climatología y las dificultades propias del desempeño de estos cometidos específicos”, aunque se espera su regreso para dentro de unos dos meses.

 

Con esta misión el MING culminará su actuación en Afganistán donde sus Unidades han liderado la construcción de bases como la de Qala-i- Now, en la provincia de Badghis, transferida  por España al ejército afgano el pasado 25 de septiembre.