Una tormenta de antología: más de 26 litros por metro cuadrado inundan Salamanca

El paseo de la Estación, totalmente inundado. Foto: F. Oliva

Una fuerte tromba deja más de 26 litros por metro cuadrado en poco más de una hora. El resultado, calles convertidas en ríos y el paseo de la Estación inundado como hacía tiempo.

La fuerte tormenta que ha caído esta tarde de lunes en Salamanca ha dejado cifras poco frecuentes y un panorama de calles inundadas. Según los datos de Aemet, entre las ocho y las nueve de la noche han caído 26,6 litros por metro cuadrado, según las precipitaciones recogidas en la estación meteorológica de la que se toman los datos, que está en la sede del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología, en rector Esperabé.

 

El dato es de antología y pocas veces ha caído un tromba de estas dimensiones. El récord de este mes lo tiene un 20 de mayo de 2007 cuando se acumularon más de 43,2 litros y el récord absoluto es del 16 de junio de 1989 con 48,2 litros.

 

La tormenta ha convertido muchas calles de Salamanca en ríos caudalosos. El paseo de Doctor Torres Villarroel, el cruce con avenida de Portugal, Álvaro Gil, plaza de España, la Vaguada, la calle Toro... llevaban más caudal que el que hemos visto en muchos ríos en los peores meses de la sequía. Entre las calles más afectadas, el paseo de la Estación, que ha rememorado los tiempos de sus peores inundaciones, que quedaron atrás tras la reforma de hace unos años.

 

Sin embargo, este lunes el paseo ha quedado totalmente inundado en su primer tramo entre plaza de España y la rotonda de Antonio Heredero, y también llevaba gran cantidad de agua hacia Vialia. En todo el trayecto, propietarios han visto como se indundaban bajos, locales y garajes sin remisión. Mientras tanto, los peatones no podían cruzar de un lado a otro y cada coche que pasaba dejaba una estela de agua que ha calado a más de uno.

 

La circulación ha sido muy complicada por la altura que ha alcanzado el torrente, de 20-30 centímetros y más en muchos puntos, a pesar de lo cual algunos conductores han optado por circular a toda velocidad.