Una solución más cara para no dañar los grabados rupestres del paraje de La Salud
Cyl dots mini

Una solución más cara para no dañar los grabados rupestres del paraje de La Salud

Paraje de La Salud, en Salamanca.

El nuevo puente sobre el Tormes para la conexión de la A-62 y A-66 tiene que evitar los grabados rupestres aparecidos en el entorno del antiguo puente de La Salud.

La eliminación del punto negro de la rotonda de Buenos Aires va a cambiar notablemente el aspecto del Oeste de la ciudad, con el problema de que es un territorio bastante ocupada ya con conexiones de carreteras y autovías, el mercado mayorista, el futuro puerto seco... y por el curso del río Tormes. Precisamente la construcción de un nuevo puente viaducto para salvar el cauce ha obligado a elegir muy bien entre dos alternativas y dos lugares concretos para el paso en pleno paraje de La Salud. El motivo, los yacimientos rupestres que allí se encuentran.

 

En el proyecto que publica TRIBUNA ya se contemplan dos alternativas para el trazado de la nueva conexión entre la A-62 y la A-66. La diferencia entre las dos opciones estriba en el lugar en el que se levanta el nuevo puente para sobrevolar el Tormes, y es la clave para haber elegido una de las dos opciones, la que se define como 'alternativa 1'. Es la que más puntos tiene a pesar de ser más cara, y lo es por un solo motivo: pone a salvo el yacimiento arqueológico del puente de La Salud.

 

A los pies de los restos del antiguo puente aparecieron en 2013 tres sectores decorados con grabados rupuestres en los que se reconocen cuatro representaciones animales –dos caballos, una línea cérvico-dorsal y una posible cabra– y otros motivos no figurativos compuestos por líneas entrecruzadas. A pesar de su escasa cantidad, las características técnicas y formales reconocidas enlazan directamente la estación de La Salud con otros emplazamientos similares, como los sobradamente conocidos de Siega Verde y Foz Côa. De ahí que fueran protegidos.

 

Uno de los sectores es el denominado Abrigo de La Salud, y el trazado de una de las alternativas pasaría por encima del mismo con resultados desastrosos. Por eso, la afección ambiental en este aspecto se ha calificado como crítica, y está totalmente descartado el trazado definido como 'alternativa 0'. En su lugar se apuesta por la que deja a salvo el yacimiento al ir el trazado algo más lejos del antiguo puente y evitar el paso sobre los grabados.

 

El coste de esta alternativa es mayor, 39,5 millones por poco más de 35, pero en el resto de aspectos es una solución igual de buena por el respeto a este patrimonio. Será la alternativa por la que se opte en la definición final de la actuación ya que la otra está descartada.

Noticias relacionadas