Una sola fila y mesas y sillas 'de perfil', la solución para la invasión de las terrazas en la Rúa
Cyl dots mini

Una sola fila y mesas y sillas 'de perfil', la solución para la invasión de las terrazas en la Rúa

Las terrazas de la Rúa Mayor, esta semana.

En estudio el cambio de disposición de las terrazas para que ocupen menos en la franja central de la Rúa. Dependerá también de la medida de veladores y mesas que se apruebe.

La solución para la superpoblación de terrazas en la Rúa Mayor, y en otras calles, está ya sobre la mesa. Tras el período de propuestas, y todavía pediente la redacción de la nueva regulación, han empezado a conocerse algunas de las soluciones para la situación de la Plaza Mayor y la Rúa, que también  podrían ser aplicables a otras zonas del centro. Hace unos días TRIBUNA publicaba el 'no' a la quinta fila de terrazas y otros ajustes para la Plaza Mayor, y ahora le toca a la Rúa.

 

Según las fuentes municipales consultadas, se está estudiando limitar de manera notable la presencia de terrazas en la Rúa Mayor reduciendo el espacio que ocupan. Para ello, la solución es limitar la instalación de sillas y mesas a una sola fila y variar su colocación. Actualmente, están puestas mirando hacia las fachadas y esta disposición se cambiaría para que miraran hacia la Catedral o hacia San Martín, es decir, ponerlas 'de perfil'.

 

El motivo de este cambio es que la franja que ocupan en el centro de la calle reduciría su anchura y dejaría algo más de espacio para el tránsito de peatones por los laterales, aunque no mucho. Ya se han hecho algunas mediciones por parte de la Policía administrativa y la merma rondaría el metro, que se ganaría en los pasillos laterales.

 

No obstante, eso depende también de las medidas que se aprueben para las mesas y de la medida global de los veladores, la unidad de mesa+sillas, una cuestión que también hay que abordar. No es lo mismo trabajar con mesas cuadradas que hacerlo con mesas rectangulares o dobles, que se usan habitualmente en la Rúa.

 

Además de la nueva disposición de las terrazas y de la única fila de mesas y sillas, se manejan otras medidas para rebajar la presencia de estos elementos en la Rúa. Por un lado, los comerciantes de la calle, una treintena de establecimientos, quieren que se regule la obligación de dejar libre la vista de los escaparates de sus tiendas, además de los accesos a los portales y a los garajes. El colectivo está muy molesto con la actual situación y está dispuesto a elevar queja a la Unesco.

 

 

No solo en la Rúa

 

Aprovechando el cambio de normativa, obligatorio para la Plaza Mayor y la Rúa por sentencia judicial que anuló la actual regulación, se van a introducir novedades y también se está estudiando la situación de otras zonas céntricas. En primer lugar, parece claro que en la Plaza Mayor será obligatorio atender las mesas, asegurando el servicio de calidad y la limpieza del lugar; se exigirá bajo sanción que puede acabar con la retirada de licencia. También se quiere reducir el tiempo de vigencia de la regulación a un máximo de dos años. 

 

En cuanto a las zonas de acceso, no estará permitido el tránsito de camareros de un lado hacia el otro, así que no habrá terrazas de un mismo establecimiento en zonas separadas. Y se obligará a ampliar los pasillos de las entradas, ahora bastante cerrados. Se ha descartado la quinta fila que era una de las demandas de los hosteleros para compensar uno de los cambios seguros que se van a producir: ni Ayuntamiento ni patrimonio lo ven.

 

Además, la limitación a una fila de terrazas se podría generalizar en zonas donde las aceras son estrechas y las terrazas dejan poco margen de paso para los peatones. Obispo Jarrín, Corrillo o Poeta Iglesias están entre las zonas de más densidad de terrazas bajo la lupa.

 

 

Noticias relacionadas