Una salmantina tras salir de la miseria: "Pensar que no me iban a hacer daño y ducharme con agua caliente fue lo mejor"

Manos de la mujer que accedió  a una vivienda junto a su marido (Foto: Cáritas)

Cáritas Salamanca ofrece viviendas comodato para familias sin recursos y que viven en condiciones infrahumanas.

Éste es el testimonio de una familia atendida por el recurso de acogida y atención primaria de Cáritas Diocesana de Salamanca. Un matrimonio se vio en la calle y tuvo que llegar a vivir en un hostal abandonado. Al llegar a Salamanca fueron acompañados por una técnico de Cáritas que les guió para poder reconducir su vida. 

 

La mujer se llama Ana, y es la encargada de contar esta dura historia. Asegura que acabaron en un hostal de carretera tras quedarse en el paro y sin ayuda: "Ni si quiera había ventanas, pasamos frío no tenía cristales... allí estuvimos hasta que fuimos a un pueblo de Salamanca a pedir socorro... no teníamos ni para comer", lamenta. 

 

Ana cayó enferma "cogí bronquitis crónica, estábamos en una especie de pajar con el techo hundido, nunca he vuelto a estar bien", dice con la voz entrecortada. Una vez en el pueblo una de las asistentas que les vio "nos dijo que no podíamos seguir en esas condiciones". 

 

Se inició el papeleo pertinente y recibieron una vivienda comodato de Cáritas Salamanca. "El poder dormir tranquila pensando que nadie me iba a hacer daño y ducharme con agua caliente fue lo mejor. Mi marido también enfermó hasta que gracias a Dios ha mejorado".

 

Asegura que en Cáritas se sienten como "seres humanos, podemos volver a estar en la sociedad, de la otra manera aunque quieras buscar trabajo no puedes, estábamos fuera de Salamanca, nadie nos abrió las puertas, esa casa es una alegría". 

 

Hoy por hoy y tras recibir esta ayuda, este matrimonio ha conseguido vivir de forma independiente. Y gracias a este tipo de viviendas, otra familia ha podido acceder a este recurso que trata de acompañar en el camino a las personas más necesitadas. 

 

Desde Cáritas Salamanca recuerdan que este programa puede llevarse a cabo gracias a la solidaridad de propietarios de diferentes pisos que los ponen a disposición de estas personas. 

 

Cáritas Salamanca

Cáritas Salamanca acompañó a 1.417 familias durante el 1 de noviembre de 2018 al 31 de octubre de 2019, invirtiendo un total de 565.456 euros, más de 37.000 euros más que en el año anterior. Las ayudas destinadas a vivienda pretenden ayudar a mantener la misma con unas mínimas condiciones de habitabilidad que permita vivir en un lugar digno, así como apoyo en el pago de alquileres y recibos de suministros como electricidad, agua y gas. 

 

A partir del informe FOESSA sobre la realidad de la población de Castilla y León en el derecho a la vivienda es de el 20%, 5 puntos más que en 2013. La situación respecto al derecho a la vivienda ha empeorado cuando en el conjunto de España la situación ha mejorado pasando del 29% en el 2013 de afectados al 23,7%. Los gastos excesivos de vivienda afectan a más de 200.000 personas en la región. El 5,2% residen en viviendas con tenencia en precario y el 4,8% residen en viviendas insalubres. 

 

Más de 60% de las personas en exclusión social severa sufren exclusión del derecho a la vivienda. El 14,5% de las personas en exclusión viven en una vivienda insegura y el 23,5% en una vivienda inadecuada. En total, en Castilla y León hay más de 49.000 hogares que viven en una vivienda inadecuada. 

 

Casi el 50% de la población considera que la administración tiene el deber de garantizar el acceso a una vivienda a toda la población. 

 

Por todo ello, desde Cáritas proponen la adopción de políticas públicas que hagan efectivo el Derecho Humano a la vivienda para todas las personas y familias que se encuentran en situación de vulnerabilidad y/o exclusión social y una reforma legislativa que proteja a los hogares vulnerables del desalojo. 

 

Comentarios

Yo 07/01/2020 15:28 #2
Y estos gobernantes llevándoselo y Haciéndonos discutir algunos con otra pena de país
Uno 07/01/2020 13:57 #1
Nadie esta a salvo de acabar en una situación parecida.No miremos a otro lado cuando veamos a un ser humano en calle y sobre todo que nos caigamos en la indiferencia.Ante todo misericordia y empatía.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: