Una salmantina que acaba de perder a su abuelo con coronavirus: "Es muy triste no poder despedirte como quieres"

La joven salmantina

La joven, a través de sus redes sociales, hace un ejercicio de reflexión para que los salmantinos se queden en sus casas y esta pesadilla pueda acabar lo antes posible. 

Hay una frase que recoge la escritora Isabel Allende en su libro 'Eva Luna' que podría servir de único consuelo para las familias, que debido al coronavirus no pueden despedirse de sus seres querido: "La muerte no existe, la gente solo muere cuando la olvidan; si puedes recordarme, estaré contigo".

 

El testimonio de esta joven salmantina, puede parecer uno más de esos miles de fallecimientos por coronavirus que transcurren en absoluta soledad. Sin funerales, homenajes o abrazos. Pero en tribunasalamanca.com nos resistimos a deshumanizar la muerte: nadie es un número más.

 

Las medidas sanitarias decretadas para hacer frente a la pandemia les han impedido acompañar a dar sepultura a los restos mortales de su difunto, que fue inhumado en el cementerio de la localidad de San Miguel de Valero con la presencia solo de operarios y de los servicios funerarios. Muy triste, muy duro de encajar, imposible de olvidar.

 

"Dia X de cuarentena. Nunca me ha gustado escribir situaciones personales en las redes sociales, pero hoy lo voy a hacer", comienza su triste relato. "No os voy a decir que os quedéis en casa", prosigue, "tampoco quiero causar lástima ni pena con esto, simplemente hacer reflexionar a aquellos que lo lean", sus palabras hacen que se erice la piel.

 

"Día 18 de marzo. Fallece mi abuelo. No pudimos velarlo, ni siquiera pudimos ir al entierro, algo duro no, durísimo. Es muy triste no poder despedirte de la manera que tú quieres de un ser querido. Día 21 de marzo, llega una ambulancia a mi casa, se llevan a mi padre, me armo de valor, cojo el coche y me voy detrás de ella. Llegamos al hospital Clínico y dos horas después me informan de que mi padre queda ingresado". 

 

Tanto ella como el resto de su familia, no pueden verlo. "Solo podemos hablar con él una vez al día por teléfono. A día de hoy, la gente sigue sin concienciarse de lo que está pasando", asegura que todo esto es una situación "real", por ello, espera que "aquellos que se paren un minuto a leer mi testimonio", puedan reflexionar sobre la situación actual en Salamanca, "quedarse en casa puede salvar la vida de muchas personas". 

Comentarios

Fuerza 28/03/2020 21:16 #2
Ánimo prenda!!
sito 28/03/2020 16:31 #1
Es muy triste,muy duro el no poder decir el ùltimo, te quiero, a la persona querida,muy duro,pero hay que segur adelante, y , hacer caso del no salir de casa , o , salir lo menos posible.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: