Una ruta para conocer la Batalla de Los Arapiles y la 'Salamanca desaparecida en la Francesada'

Una de las visitas a campos de batallas de la Guerra de Independencia

Raúl Bellido, especialista en Historia Militar y guía oficial turístico, organiza visitas guiadas al Campo de Batalla de Los Arapiles y pone a punto otra sobre la Francesada en Salamanca. 

La historia militar gana adeptos. Cada vez más libros nos cuentan las gestas de nuestros antepasados, tiempos remotos en lugares cercanos. Pero hasta ahora los campos de batalla solo han sido mapas en esos mismos libros, páginas de llamativos colores que no nos acercan a la realidad de lo que sucedió.

 

Siguiendo la línea de este tipo de turismo que ya destaca en el resto de Europa, el salmantino, Raúl Bellido, especialista en Historia Militar y guía oficial turístico, ha organizado visitas guiadas al Campo de Los Arapiles que aunan historia, tecnología y naturaleza. "Vi que venían muchos extranjeros y pensé que debíamos ponerlo en valor, algo que es parte de nuestra historia y debemos ver como propio".

 

Sin duda, un interesante proyecto histórico y turístico con el que me gusta "descubrir esos lugares, transportar al momento en el que sucedieron los más grandes hechos de armas, hacer entender los porqués y mostrar los dóndes. Por mucho que hayamos leído o muchos mapas que hayamos visto no se puede entender una batalla hasta que se haya pisado el campo".

 

Las visitas pueden realizarse por dos vías principalmente. Llamando al teléfono 622 22 13 73 o entrando en la página web Elprimeredecan.es. Además pueden curiosear como @elprimeredecan en redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram, donde también Bellido trata de interesar a la gente por este hecho puntual histórico con efemérides, descubrimientos, curiosidades…

 

Tras el parón por coronavirus, asegura que el riesgo de sus visitas es "mínimo". Las hago en grupos de diez o doce personas, al aire libre, respetando distancia, con mascarilla y sin ofrecer papeles con explicaciones, todo muy de sentido común. "Según varios estudios las posibilidades de contagio son 19 veces menores que en interiores, por lo que, tomando las debidas precauciones, se trata de una actividad de bajo riesgo". Por ahora, hay que seguir siendo cuidadosos.

 

Para disfrutar de las explicaciones sobre la Batalla de Los Arapiles, que ya lleva durante un año realizándolas en la provincia, parten desde Calvarrasa. "La batalla es algo muy amplio, hay que recordar que abarcaba más de ocho kilómetros de un extremo a otro. Duró todo el 22 de julio y para poder contarlo nos movemos en coche a cuatro, cinco puntos desde lo alto para poder ver mayor amplitud del campo".

 

 

Durante las mismas, enseña objetos de época, imágenes de como eran los trajes de los soldados, anécdotas de la gente que vivía en Salamanca. "Fue una batalla donde hubo 100.000 combatientes de los dos bandos y la capital por aquel entonces tenía 12.000 habitantes, una 'plaga de langostas' que arrasó con todo". Le gusta contarlos porque "podemos leer la Wikipedia... Pero vivirlo allí es muy interesante, pues también he incluido los sonidos de armas". 

 

LAS VISITAS PROGRAMADAS (Un día al mes) 

18 de julio 18.00 horas (Cuatro horas de duración) 

15 de agosto. 18.00 horas (Cuatro horas de duración) 

 

'Salamanca desaparecida en la Francesada'

Raúl Bellido pretende poner en marcha otra ruta más, pero esta vez por la capital salmantina. "Hay mucho mito sobre lo que pasó en la Guerra de la Independencia, de la destrucción que hubo por aquel entonces, como los franceses afectaron a la ciudad". Ahora que lo ha estudiado en profundidad, "se habla de pérdidas de conventos y colegios de lo mejor que había". 

 

Cree que es una visita para todos, pero sobre todo "para los salmantinos". Quiere contar que pasó allí y en qué lugares, "donde fueron los cañonazos, además tengo fotos para mostrar". Esa es la idea de El primer Edecán, que sigue con la actividad, tras el obligado parón por la crisis sanitaria provocada por la Covid-19.

Comentarios

Un aplauso 15/07/2020 10:35 #1
Gran idea que se sale del manido recorrido turístico-rollo y nos enseña un poquito de historia. Creo que un poco del pasado nos ayuda a entender un poco del presente. Muchas gracias, Bellido.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: