Una 'renovada' ordenanza de terrazas de Salamanca ampliará las calles tipo Plaza Mayor y normalizará estufas y mamparas
Cyl dots mini

Una 'renovada' ordenanza de terrazas de Salamanca ampliará las calles tipo Plaza Mayor y normalizará estufas y mamparas

El consistorio trabaja en la actualización de la ordenanza general y la de la Plaza Mayor, interrumpidas por la pandemia, para que entren en vigor a partir del 1 de enero. Se aplicará la normativa de la plaza a más calles del centro y se regularán por primera vez elementos que extenderán su uso a un modelo de todo el año.

Fotos: A. Santana

El Ayuntamiento de Salamanca está trabajando ya en la renovación de las dos ordenanzas de terrazas de la ciudad, que viven una época contradictoria: su apogeo en las calles es total a pesar de el impás normativo que sufre la actividad, con sus normativas frustradas por la pandemia. La renovación que va a afrontar el consistorio viene a corregir esta situación y confirma un nuevo paradigma, el de las 'terrazas todo el año', hacia el que hace tiempo que se encamina la hostelería y que se va a hacer realidad.

 

Según ha  podido saber TRIBUNA, el equipo de Gobierno ha mantenido ya las primeras reuniones con el sector para acordar las renovadas ordenanzas. El punto de partida son las que se redactaron antes de la pandemia y con las que se ha generado una curiosa situación. Aquellas ordenanzas incluían cambios sustanciales en toda la ciudad y en la Plaza Mayor y sus aledaños, con sólo dos temporadas en general, obligación de mobiliario de un solo modelo, la recolocación de elementos en la Rúa o la ordenación del reparto de sillas y mesas en la monumental plaza.

 

Sin embargo, no pudieron entrar en vigor. Ambas, tanto la general de la ciudad como la de la Plaza Mayor y aledaños, se tramitaron y llegaron a aprobarse inicialmente, pero no hubo tiempo para una aprobación definitiva: llegó la pandemia y lo paró todo. Así que ambas quedaron en el aire: tenían que haber entrado en vigor justo en marzo de 2020. La que afectaba a la Plaza Mayor y Rúa decayó, ya que además de vencer en diciembre de 2019 había sido anulada por la justicia; y la general no llegó a entrar en vigor, quedando regulada la actividad por la anterior. Ahora se va a corregir esta situación.

 

El acuerdo puede ser rápido porque el punto de partida son estas mismas ordenanzas citadas, a las que se van a hacer algunos cambios. Según ha podido saber este medio, las habrá tanto para la ordenanza general como para la específica de la Plaza Mayor y centro histórico.

 

Plaza Mayor y aledaños

La ordenanza elaborada a finales de 2019 tenía dos años de vigencia, hasta finales de 2021, así que tocaba renovarla de todas todas. Para esta última, estaba previsto ampliar las calles a las que afecte. Además de la Plaza, la nueva ordenanza abarcaba Rúa Mayor, la calle Concejo, la calle Espoz y Mina, la Plaza de la Libertad, la Calle Meléndez, la Calle Obispo Jarrín, la Plaza de San Julián, la Plaza del Peso, la Plaza del Poeta Iglesias, la Calle Sánchez Barbero, la Plaza del Mercado y la Plaza del Corrillo.

 

Pero, ahora, se va a ampliar el círculo a más calles del entorno que no estaban bajo este paraguas, pudiendo llegar a todas las citadas y otras. El objetivo es dar cobertura allí donde han aflorado nuevos establecimientos en función de las licencias solicitadas. El primer tramo de calle Zamora es una de las candidatas.

 

En todas ellas se mantendrá la obligación de un mobiliario común, el período máximo de dos años de vigencia y la obligación de que estén atendidas, lo que complicará la vida a algún local en la plaza. En la Rúa Mayor, en la Plaza de la Libertad, en la Calle Meléndez, en la Plaza del Peso y en la Plaza del Poeta Iglesias se cambiará el sentido de las mesas para ganar espacio y se reducirá el número de veladores en la calle Rúa Mayor; pasando de 48 sillas a 40 por módulo. Asimismo, se establece un horario para la instalación de las sombrillas.

 

Ordenanza general

Es la que más cambios puede tener. En la última redacción se habilitaron dos únicas temporadas, la anual y la parcial, en vez de las tres anteriores. Se autorizaban mesas altas para fumadores, espacio libre en soportales y se advertía de un mayor control para evitar abusos y molestias.

 

Ahora se introducen cambios importantes con el objetivo de normalizar el uso de mamparas y estufas, dos elementos ya presentes, que se han multiplicado al permitirse de manera excepcional en pandemia, pero que se quiere regular para evitar un 'bosque' de elementos dispares. Para ello, se analizará caso por caso la instalación de todos los elementos de una terraza y de manera especial terrazas y paravientos. De este modo, serán elementos que quedarán regulados y podrán mantenerse para un modelo de terrazas de todo el año, cada vez más demandado.

Noticias relacionadas