Una plaza céntrica que languidece mientras su reforma espera en un cajón

Pintadas, bancos sucios, césped con calvas, papeleras oxidadas... Así está la plaza Julián Sánchez El Charro nueve meses después del anuncio de su reforma.

La plaza de Julián Sánchez 'El Charro' es la última víctima de una táctica muy habitual del equipo de Gobierno, la de anunciar proyectos como si fueran inmediatos y postergarlos en aras de otros intereses y motivos electorales. La céntrica plaza languidece nueve meses después del anuncio hecho por el propio alcalde sobre su reforma, junto a otras tres plazas, con un presupuesto de 750.000 euros.

 

El anuncio se produjo en julio de 2017 y el propio alcalde se encargó, plano en mano, de explicar los cambios que iba a sufrir. Sin embargo, y mientras llega su hora, el estado actual de la plaza es de profundo deterioro, con casi todos sus elementos afectados por la suciedad, el desuido, las pintadas o la falta de mantenimiento. El proyecto salió a licitación en septiembre de 2017, pero no ha habido ocasión para adjudicar las obras, a pesar de que 21 empresas han presentado ofertas que se conocieron en diciembre.

 

Mientras llega la hora de adjudicar las obras, la plaza presenta un aspecto descuidado. Casi todos sus parterres tienen 'calvas' en el césped, los bancos están sucios y con pintadas, ha aflorado vegetación en las juntas de los adoquines de su pavimento, también en las zonas próximas a las fuentes públicas y su mobilario urbano está lleno de pintadas, cuando no directamente en mal estado, como una papelera muy oxidada y desconchada. Ni siquiera el hecho de que la inversión en parques sea una de las políticas preferidas del Ayuntamiento evita el deterioro de esta plaza.

 

Entre los parques que se van a reformar, el alcalde ha dado a conocer los detalles del proyecto que afecta a la plaza Julián Sánchez El Charro, donde el PP salmantino tiene su sede. El nuevo parque, que hace tiempo que necesita de una reforma, incorporará los consabidos juegos infantiles, aparatos biosaludables y zona para perros imprescindibles en todos los proyectos para parques de la ciudad bajo el mandato de Fernández Mañueco, que defiende la combinación de estos elementos como una apuesta por la convivencia intergeneracional.

 

Sin embargo, hay un aspecto de esta reforma que tiene que aclararse. Se trata de la permanencia o no de la pequeña construcción que alberga el quiosco que hay precisamente frente al portal de la sede del PP. El objetivo es eliminar el quiosco de la nueva distribución de la plaza, para lo cual hay que negociar con los titulares de su explotación. La pequeña edificación ocupa la parte superior de la plaza y el proyecto contempla otros planes para ese espacio, ya que se dará prioridad a los nuevos aparatos.