Una pista de ensueño y un hombre a la altura: Carlos Gil Pérez

Cumplido el homenaje que la ciudad le debía a Carlos Gil Pérez, muñidor del atletismo que hoy conocemos.

El Campeonato de España ha sido el escenario para el homenaje que el propietario de la pista, el Ayuntamiento de Salamanca, le debía a una figura como Carlos Gil Pérez. Hace más de un año que se hablaba de eso y no ha sido posible hasta ahora encontrar una fórmula adecuada; hubo otras opciones, pero al final cuajó la del nacional absoluto.

 

El homenaje ha sido sencillo, pero sentido. Ha consistido en descubrir una estructura que alberga la inscripción dedicada al mítico entrenador y que ahora se colocará a la entrada de la pista. El acto ha contado con la presencia de familiares del técnico fallecido, que ya han estado en otros como el vitor que se le pintó en el que fue su domicilio en Salamanca. Han estado también en la pista tres de sus olímpicos más ilustres, como José Luis Sánchez Paraíso, Rosa Colorado y Antonio Sánchez. Se excusaron Frutos Feo y José Luis Albarrán.

 

De este modo, se cumple con el homenaje debido a una figura crucial en el atletismo salmantino y nacional, y al que siempre se pensó en dedicar esta pista como Paraíso tiene el Multiusos o Colorado su nombre en las instalaciones de La Sindical. Ya se puso su nombre en la cristalera de la instalación, junto al de Tamames que bautiza el velódromo; se hizo sustituyendo la enorme inscripción con el nombre de la empresa concesionaria que se puso en la inauguración y que generó bastante polémica.