Una paellada de la Hermandad Dominicana en la Casa de la Iglesia termina con un 'streptease'

El acto organizado para organizar fondos acabó con uno de los miembros de la Hermandad subido a una barra, con los pantalones bajados. El hermano ha pedido la baja y la Dominicana ha pedido disculpas. 

Una comida para recaudar fondos en la Casa de la Iglesia de Salamanca, organizada por la Hermandad Dominicana, terminó con uno de sus miembros subido a la barra, con los pantalones bajados y en ropa interior.

 

Este 'streptease' tuvo lugar el pasado domingo, durante la celebración de una paella organizada en unos de los salones de las dependencias eclesiásticas, que habitualmente se ceden para actos religiosos o benéficos, como en principio era el de la hermandad.

 

Tras tener lugar estos hechos, las imágenes y el vídeo con el hombre sobre la barra empezaron a divulgarse por redes sociales y, al hacerse público, la Junta de Gobierno de la Hermandad Dominicana ha emitido un comunicado por "el comportamiento impúdico" del protagonista.

 

"Lamentamos profundamente que se haya producido un comportamiento tan indigno y ofensivo que nos ha llenado de vergüenza y tristeza. Manifestamos que conductas de este tipo son inaceptables en el seno de una asociación religiosa cristiana", ha indicado la organización en el comunicado recogido por Europa Press.

 

Asimismo, ante la "gravedad del hecho", la Junta de Gobierno se reunió de urgencia un día después -el lunes- y llamó "a capítulo" al hermano, al que le comunicó que "su comportamiento había sido contrario al espíritu y a los fines de una Hermandad".

 

Según ha avanzado la Hermandad en su comunicado, el autor del 'streptease' admitió su error y, por iniciativa propia, ha solicitado la baja en la organización, una petición que la Junta de Gobierno ha aceptado.

 

Finalmente, la Junta de Gobierno ha pedido "humildemente" perdón por el "daño" y el "escándalo" que este suceso están provocando en las personas que han tenido conocimiento del mismo, y, también, ha reconocido que es "consciente" de que "la difusión de este hecho daña la imagen de la Hermandad Dominicana, pero también afecta a la de las demás cofradías y a la de la Iglesia en general".

Noticias relacionadas