Actualizado 23:36 CET Versión escritorio
Salamanca

Una nueva victoria judicial de los vecinos complica un poco más el futuro del ilegal hotel Corona Sol

URBANISMO

El TSJCyL tumba el recurso que la propiedad del hotel puso contra la decisión, adoptada por la oposición, de rechazar un cambio de PGOU hecho a medida y que legalizaba todas las ilegalidades.

Publicado el 17.07.2019

Nueva victoria judicial de los vecinos de Avemur contra la propiedad del hotel Corona Sol, y van ocho. Este miércoles la asociación vecinal ha tenido constancia de la notificación de un nuevo fallo favorable en su lucha para que el hotel, que carece de todas las licencias necesarias, cumpla con la normativa o sea obligado a ello por el Ayuntamiento de Salamanca. En este caso, se trata de una resolución del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León que desestima el recurso que puso Palco3, promotora y dueña del edificio, en su intento de enfrentarse a la corporación munipal y a la decisión, adoptada por los partidos de la oposición, de no aceptar un cambio del PGOU hecho a medida, impulsado por la propia promotora y asumido por el PP.

 

El asunto data de meses atrás. En octubre de 2018, y tras apurar todos los plazos, Palco3 llevó al TSJ su recurso contra la decisión del pleno del ayuntamiento de no aprobar la mdificaciónl del PGOU que legalizaría todo lo que los juzgados han declarado ilegal en el edificio. Se tomó su tiempo: el pleno que pretendía recurrir se celebró en febrero de 2017. En aquella sesión, y con emocionantes intervenciones de los concejales Gabriel Risco, Fernando Vegas y Fernando Castaño, se rechazó la pretension de aprobar una modificación puntual del PGOU que solo beneficiaba al hotel y que contó con el voto a favor del PP.

 

La propuesta de modificación del PGOU llegó al pleno a propuesta de la promotora, aunque el equipo de Gobierno la hizo suya e incluso la defendió con una nota pública; se tenía que haber tramitado en el límite de 9 meses, pero cuando llegó al pleno habían pasado 24; incluso la empresa llegó a pedir que se hiciera cargo la Junta para evitar que fuera por pleno; el contenido de la modificación es el mismo que el de un anterior estudio de detalle que ya se rechazó en los juzgados. El contenido era una triquiñuela improvisada para intentar salvar el hotel: ofrecía abrir una calle estrecha a cambio de legalizar todo lo que está sin licencias. En concreto, quería resolver el asunto con una calle de 63 metros cuadrados (la mitad, de la parcela del Ayuntamiento) o un supuesto futuro equipamiento que sólo beneficiaba al hotel. 

 

El caso es que los grupos de la oposición, mayoría en febrero de 2017, tumbaron esta pretensión complicando una de las alternativas de la promotora para legalizar el edificio: conseguir que el Ayuntamiento de Salamanca le diera cobertura urbanística a toda costa. La respuesta de Palco3 fue el recurso que ahora ha rechazado el TSJCyL. En la sentencia, la promotora es condenada expresamente en costas. Hay opción de recurso de casación ante el Tribunal Supremo, recurso que seguramente se producirá, aunque si no cumple los requisitos del alto tribunal puede no pasar el corte y ser rechazado rápidamente.

 

La sentencia acerca un poco más el día de la resolución final de este asunto, ya muy dilatado en el tiempo. Sin la opción de conseguir cobertura urbanística con un cambio en el PGOU, algo difícil incluso ahora que PP y Cs gobiernan con mayoría; y con numerosas licencias ya anuladas, algunas de manera definitiva, la situación se complica para el hotel.

 

En abril de este año, el TSJCyL ya falló a favor de los vecinos en otro pleito y anuló dos licencias más, las de primera ocupación e inicio de actividad. Las dos últimas anuladas datan de los días 6 y 7 de octubre de 2011, y decaen porque el edificio tiene anuladas previamente las licencias ambiental y de cambio de uso, sin las cuales no hay posible inicio de actividad ni primera ocupación.

 

Este mismo 2019 el TSJCyL anuló de manera firme la licencia ambiental del edificio. El hotel tiene anulada también de manera firme y definitiva la licencia para cambiar su uso de viviendas a hotel.  Son dos licencias que son llave para la licencia de inicio de actividad y de hotel, ya que sin la ambiental ni la de cambio de uso no podría tener abiertas sus puertas. Y que sumadas a la de primera utilización e inicio de actividad sumen al hotel en la más absoluta ilegalidad.

COMENTARComentarios