Una nueva rotura de tubería deja ocho horas sin luz a 650 familias del barrio de Delicias

Despertar aciago para unas 650 familias del barrio de Delicias que permanecieron sin luz durante más de ocho horas tras la avería en un transformador eléctrico situado en la calle Perú que se inundó por una nueva rotura de una tubería de agua, esta vez en la calle Ecuador.
E. S. C.

Según fuentes de Iberdrola, la interrupción del suministro se produjo en torno a las 9.07 horas, momento en que llegó el aviso alertando de la anomalía, y no se restableció hasta las 17.05 horas, cuando los operarios de la compañía eléctrica finalizaron las tareas para sustituir la instalación que quedó completamente inutilizada.

Previamente, los Bomberos del Ayuntamiento acudieron a la zona para achicar la inundación, tarea en la que trabajó una dotación entre las 10.13 y las 12.10 horas. Asimismo, acudieron trabajadores de la empresa concesionaria del servicio de aguas, Aqualia, para solventar la avería producida por la antigüedad de las tuberías, fabricadas en fibrocemento.

La indignación entre los vecinos de la zona, donde se han producido numerosas roturas en la red de canalización en los últimos días, iba en aumento a medida que transcurrían las horas sin recuperarse el suministro eléctrico. “Hemos tenido que desayunar en un bar y pedir comida a domicilio porque no hemos podido cocinar”, explicaba Manuel López, un residente en la calle Chile, contigua a la calle Perú.

Otra vecina,Sonia González, exponía que “tenía comida en el congelador y casi se me descongela y he estado bastante rato sin calefacción, es una vergüenza que tengamos que sufrir esta situación tan tercermundista sin hacer nada”.

Por su parte desde la Concejalía de Medio Ambiente se informó de que el servicio de agua quedó restablecido en torno a las 15.00 horas gracias a los trabajos de los operarios de Aqualia. El Consistorio incluirá el próximo año una partida en sus presupuestos para renovar varias calles del barrio de Delicias que se han visto afectadas por reventones y que han provocado el descontento de los vecinos.